Rosalinda necesita una prótesis

La madre de la menor no puede asumir el costo de esta.
Enlace copiado
Rosalinda necesita una prótesis

Rosalinda necesita una prótesis

Enlace copiado
Rosalinda Estefanía Ramírez es una adolescente que reside y estudia en la comunidad Las Delicias, en San Miguel, y a sus 16 años estudia 5.º grado y lo hace con mucho entusiasmo.

Rosalinda nació sin la pierna izquierda y de pequeña tenía que andar arrastrada, luego aprendió a caminar solo con uno de sus miembros, pero su familia siempre buscó ayuda para que pudiera tener una prótesis y facilitarle poder caminar.

Para Rosalinda, quien usa una muleta, ya es costumbre movilizarse con esta y dice que ya le es fácil manejarla, pero sí desearía poder tener una prótesis.

“De pequeña usé prótesis, ahorita no tengo y vengo a la escuela con la muleta, así hago todo”, comentó con algo de timidez. Ella es una alumna destacada y para la inauguración de su centro escolar fue la encargada de las palabras de agradecimiento.

Para la madre de esta, Dora Guadalupe Campos, es difícil poder comprarle el aparato, aunque lo desea con todo el corazón.

“Cuando ella estaba pequeña dos veces me le dieron prótesis, fue un gran regalo para ella y recientemente fui a la Universidad Don Bosco para ver si le conseguía una, pero no la regalan, cuesta $1,500, $1,000 y las más barata $500, un costo que no puedo cubrir. Me gustaría que nos echaran la mano”, comentó.

Mientras, Rosalinda sigue a la espera de una mano altruista, su vida sigue en la comunidad Las Delicias, donde la escuela solo sirve hasta sexto grado, por lo que deberá irse a estudiar al centro de la ciudad el tercer ciclo y el bachillerato.

Lee también

Comentarios

Newsletter