Lo más visto

Más de El Salvador

Rotación de funcionarios será después de la Semana Santa FUSADES: también se deben cambiar políticas públicas

Rodríguez considera que los cambios de funcionarios se tuvieron que hacer. Alcalde Fidel Fuentes pide que se revise CEPA, CEL, Salud y Seguridad.
Enlace copiado
Rotación de funcionarios será después de la Semana Santa FUSADES: también se deben cambiar políticas públicas

Rotación de funcionarios será después de la Semana Santa FUSADES: también se deben cambiar políticas públicas

Enlace copiado

El director del Departamento de Estudios Políticos (DEP), Luis Mario Rodríguez, de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) reaccionó ayer a las rotaciones de funcionarios que ha hecho el presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, tras la derrota electoral que sufrió el partido FMLN en las legislaturas y en las alcaldías.

Estos son los cambios en el Gobierno anunciados hoy y los argumentos de Sánchez Cerén sobre los nombramientos

En ese sentido, se consultó a Rodríguez sobre la decisión del presidente de no hacer cambios en ministerios como el de Salud, Educación y Seguridad, que son las áreas que más reciente la población.

Para Rodríguez no solo basta con cambiar a funcionarios, sino que también se debe evaluar cambios en las políticas públicas que implemente el Gobierno de Sánchez Cerén. “La seguridad pública sigue siendo el talón de Aquiles de este y anteriores gobiernos. Tenemos homicidios a diario, extorsiones; por lo tanto, es necesario que el Gobierno revise ya no solo el cambio de un titular, sino la política pública de seguridad”, dijo el director del DEP.

Cambios que población esperaba en GOES no se dieron, dicen políticos

Las rotaciones de funcionarios que ha hecho el presidente se dieron luego que se creara un Comité Ejecutivo para evaluar el papel de los funcionarios. Eso llevó a que el mandatario anunciara el lunes movimientos en ocho instituciones que no necesariamente significó que todos los titulares fueron removidos de la gestión pública, sino que la mayoría fue trasladados a otros cargos como hace la PNC.

Por ejemplo, Tharsis Salomón López, que era ministro de Economía, pasó a ser el nuevo comisionado para la Inversión Privada que ocupada el vicepresidente Óscar Ortiz. El vicepresidente pasa a ser el nuevo secretario Técnico y de Planificación, cargo que ocupaba Roberto Lorenza, quien será el nuevo secretario de Comunicaciones de la Presidencia y de Gobernabilidad. Todos, a partir del 1.° de abril, fungirán en los nuevos cargos tras ser juramentados ayer por el presidente Sánchez Cerén.

Hay que señalar que el nuevo secretario de Comunicaciones defendió el que no se hayan hecho cambios en carteras como Salud y Educación, porque a criterio del Gobierno, los titulares que están al frentes de estas “han hecho un buen trabajo”, pero reconoció que pacientes, por ejemplo, reciben malos tratos en los centros de salud y, por ello, se pedirá que los ministros tengan más contacto con las diferentes jefaturas y que lleguen hasta los lugares de trabajo para comprobar la calidad de servicio que le brindan a los salvadoreños. (Leer nota secundaria)

Por otra parte, la rotación que hizo Sánchez Cerén generó una serie de críticas de diferentes sectores que consideran que estas no eran los cambios que la población esperaba. Incluso el alcalde San Marcos, Fidel Fuentes, pese a que felicitó al presidente por los cambios hechos, le recomendó que revise instituciones como Salud, Educación, Seguridad, CEL y CEPA.

Luis Mario Rodríguez, al consultarle sobre los movimientos en el gabinete, cree que es muy poco tiempo el que tendrán para poder notar cambios reales.

“Ojalá que en el poco tiempo que queda antes de las presidenciales se vean mejoras en beneficio de la gente. Lo ideal hubiese sido que los cambios (en el Gabinete) se dieran mucho antes de las elecciones y no ver una reacción a los resultados electorales”.

El integrante de FUSADES aseguró que lo ideal hubiese sido que estas modificaciones se dieran antes y no como una reacción de la derrota electoral.

“Probablemente los cambios no impacten en la buena calidad de los servicios públicos. Si impactan, qué bien, pero si solo es un cambio para demostrarle a la gente que se está reaccionando ante una situación como la que se dio por la pérdida de votos, pues mal haría el Ejecutivo”, dijo Rodríguez.

Lee también

Comentarios