Lo más visto

Más de El Salvador

Rubio dividió a cancillería y a FMLN por defender a Merino

El senador señaló a José Luis Merino de lavador de dinero y proveedor de armas para las FARC.
Enlace copiado
Enlace copiado
“Tenemos a la mano derecha del presidente de El Salvador, José Luis Merino. Este tipo es un lavador de dinero de primera clase, proveedor de armas para las FARC y lavador de dinero para FARC y Venezuela. ¿Por qué este tipo no está siendo sancionado?”. Este fue el señalamiento que hizo el senador republicano Marco Rubio el 1.º de julio de 2016 en reproche a la administración del presidente estadounidense Barack Obama por la falta de sanciones en contra de personajes latinoamericanos vinculados a corrupción y otros ilícitos.

Esto provocó que el FMLN enviara al diputado de la Asamblea Legislativa Róger Blandino Nerio y al exdiputado del PARLACEN Leonel Búcaro a Washington para hablar sobre las relaciones entre el Gobierno de Estados Unidos y El Salvador, y para aclarar los señalamientos que hizo el senador, según declaró el 10 de octubre el secretario del FMLN, Medardo González, en una entrevista de televisión.

Pero, simultáneamente, en otra entrevista, el canciller de la república, Hugo Martínez, le recordaba que, por Constitución de la República, la política exterior del país la llevan el presidente de la república y el canciller, y, por tanto, eran única opinión válida. Asimismo, teniendo en cuenta que Estados Unidos es uno de los aliados del país, Martínez aseguró que las relaciones entre ambas naciones estaban sólidas y en su mejor momento.

Las contradicciones también se daban porque Nerio denunció que la embajadora de Estados Unidos, Jean Manes, intervino para retomar el antejuicio que se hizo en contra del embajador en Alemania, José Atilio Benítez, acusado de comercio y tráfico ilegal de armas de fuego.

Lee también

Comentarios