Ruta 2-A suspendió labores por pandillas

PNC dijo que paro se debió a exigencia de extorsión.
Enlace copiado
Pertenencias. Varias familias se mantuvieron cargando sus pertenencias en bolsas, cajas y maletas para abandonar los departamentos donde han vivido durante varios años, en algunos casos.

Pertenencias. Varias familias se mantuvieron cargando sus pertenencias en bolsas, cajas y maletas para abandonar los departamentos donde han vivido durante varios años, en algunos casos.

Enlace copiado
Transportistas de la ruta 2-A, en Mejicanos (San Salvador), decidieron suspender labores ayer debido al acoso de un grupo de pandilleros que opera cerca de la meta de los autobuses, según informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Uno de los investigadores policiales asignados al caso, que pidió el anonimato, confirmó las amenazas. El policía dijo a LA PRENSA GRÁFICA que el lunes por la noche uno de los colaboradores del grupo de pandilleros que opera en la colonia Buena Vista, zona donde los autobuses tienen la meta, le entregó un celular a uno de los empresarios transportistas.

Por medio de ese teléfono, de acuerdo con lo recabado por el investigador, el transportista recibió amenazas de muerte si la ruta no accedía a aumentar la cuota que ya cancela en concepto de extorsión.

Tras la llamada, los empresarios acordaron suspender el servicio de transporte ayer en la mañana. Usuarios de la 2-A, que viaja desde la colonia Buena Vista hacia el centro de San Salvador, se toparon con que no había autobuses estacionados en la meta como habitualmente ocurre todos los días a partir de las 5:30 a. m.

La PNC dijo que ayer mismo sostuvo una reunión con los empresarios de esa ruta de buses para ofrecerles seguridad en la meta y en el recorrido. Al cierre de esta nota, aún no había un acuerdo sobre volver a prestar el servicio a los usuarios.

Ayer, decenas de personas tuvieron que caminar varias cuadras para abordar otras rutas o pick up que las sacaran de la colonia hacia sus destinos.

El acoso de pandilleros a esa ruta no es nuevo. En diciembre de 2013, los empresarios de la 2-A apagaron los motores de los buses alegando haber recibido amenazas de muerte si no cancelaban el aguinaldo al grupo de extorsionistas.

Tags:

  • pandillas
  • transporte
  • inseguridad
  • Mejicanos
  • extorsion

Lee también

Comentarios

Newsletter