SIP reconoce vacíos en acceso a la información en países de la región

Presidente de organismo señala casos de Venezuela, Argentina, Bolivia y Costa Rica.
Enlace copiado
Enlace copiado
El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Pierre Manigault, expresó en su mensaje por el Día mundial de la Libertad de prensa que aún hay países en la región latinoamericana que se resisten a contar con una Ley de Acceso a la Información Pública, y que esta pueda servir como otra herramienta a la libertad de prensa.

“Lamentablemente, no en todos los países de la región se camina al mismo ritmo y persisten cortapisas a la solicitud de acceso a la información y prácticas demagógicas de los organismos públicos. En países como Venezuela, Argentina, Bolivia y Costa Rica no existen leyes de acceso a la información, aunque en algunos de ellos se analizan iniciativas de ley”, expresó Manigault.

Excepto Costa Rica, la mayoría de países en los que no se cuenta con una ley de acceso a la información pública son aquellos que han estado gobernados en los últimos años por gobiernos de izquierda.

“Reiteramos como un desafío importante el que las iniciativas de ley de acceso a la información pública contemplen también sanciones a funcionarios que se nieguen a entregar información. Así mismo, se debe garantizar que estos estatutos estén enmarcados en los principios de apertura y transparencia, que los procesos de entrega de información sean procesos expeditos”, dijo Manigault.

Otros países ignoran ley

Aparte de los países que no cuentan con una normativa para contribuir con la transparencia, el presidente de la SIP también señala los casos de aquellas naciones que aún teniendo la ley sus gobiernos no las cumplen.

En esta lista se menciona a países como Ecuador, Nicaragua, Honduras, Barbados y República Dominicana.

“En Ecuador, el gobierno bloquea el acceso a la información, cuya Ley Orgánica de Transparencia y Acceso a la Información Pública de 2004 quedó sin efecto con la aprobación de la ley mordaza en 2013. Una situación similar ocurre en Nicaragua, donde el gobierno ignora la Ley de Acceso vigente desde 2008, mantiene a raya y presiona a los periodistas y medios a través de la distribución discriminada de la publicidad oficial”, señala Manigault.

La SIP considera importante crear una cultura de apertura y transparencia que permita a las sociedades ser más democráticas.

Lee también

Comentarios

Newsletter