Lo más visto

¿Sabe cuál es el castigo por falsificar documentos para faltar al trabajo?

Si usted planea ausentarse de su trabajo con un permiso falsificado, tenga en cuenta que podría ganarse una larga vacación, sin paga, en la cárcel.
Enlace copiado
¿Sabe cuál es el castigo por falsificar documentos para faltar al trabajo?

¿Sabe cuál es el castigo por falsificar documentos para faltar al trabajo?

Enlace copiado
Muchas personas podrían pensar que el hecho de mentir en el trabajo y ausentarse por una enfermedad no es algo grave, pero están equivocados. Una mentira podría acarrear severos problemas legales si, además de la falsedad, se intenta sacar provecho económico de esta. Falsificar una justificación médica del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) puede llevar a una persona a la cárcel.
 

Prisión de tres a seis años

 
El artículo 283 del Código Penal de El Salvador, sobre la falsedad material, en el título XIII sobre los delitos relativos a la fe pública, estipula que: "El que hiciere un documento público o auténtico, total o parcialmente falso o alterare uno verdadero, será sancionado con prisión de tres a seis años". Esto quiere decir que si la persona falsifica total o parcialmente un documento de incapacidad por enfermedad del ISSS, y lo presenta como verdadero para justificar una ausencia laboral, puede ir a parar a la cárcel.
 
Por otra parte, el artículo 284 del mismo Código, sobre la falsedad ideológica estipula que: "El que con motivo del otorgamiento o formalización de documento público o auténtico, insertare o hiciere insertar declaración falsa concerniente a un hecho que el documento debiere probar, será sancionado con prisión de tres a seis años". En este caso, el documento sí es auténtico, pero la información que en él se estipula como causal de la justificación médica es falsa,  por lo tanto, también se castiga con cárcel.
 
Pero no solo el hecho de ausentarse del trabajo bajo justificación médica falsa es un delito ya que, si por el tiempo de incapacidad el patrono o el ISSS deben pagar el salario al trabajador, deberá sumarle algunos años más a la condena.
 
Si es de los que todavía está tentado a fingir una enfermedad para no ir a trabajar y falsificar un justificante médico del Seguro, mejor deberá pensarlo dos veces o terminará en la cárcel. Aquí, unos ejemplos:
 

A la cárcel por falsificadores


​Un empleado del ISSS fue capturado por portar 38 sellos y 15 documentos para incapacidades. Solo en 2011 se incapacitó 11 veces por períodos largos que comprendían ausencias por más de 10 días. En 2012 se investigó a un trabajador del ISSS que ingresó a la institución en 1987 y acumuló cinco años de incapacidad. Un segundo empleado ingresó en 1993 y tenía un registro de cuatro años de incapacidad, con 27 diagnósticos de enfermedad y $240,000 en medicamento. ​En abril de este año, la policía captu​ró en flagrancia a un hombre que vendía incapacidades falsas a $10 por cada día de incapacidad; se desconoce cuántos documentos falsos emitió a la fecha.

Esta semana se conoció que una embarazada faltaba al trabajo en Guatemala. Fue sentenciada a dos años y ocho meses de prisión por presentar documentos falsos, supuestamente emitidos por el IGSS de ese país. Además, tendrá que resarcir con 5,000 quetzales (alrededor de $655) a la empresa a la que trató de engañar. La mujer presentó ocho certificaciones de suspensión laboral por un supuesto embarazo de alto riesgo.

Tags:

  • falsificación de documentos
  • isss
  • empleados
  • incapacidades
  • incapacidades falsas

Lee también

Comentarios