Lo más visto

Sacerdote anglicano a prisión por violación

El religioso usó artimañas para engañar a la víctima, una menor de edad que es su pariente, para llevarla a un templo en Izalco.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Marcos Salguero Varias ocasiones.  Según el relato de la víctima, el religioso abusó de ella en al menos cuatro veces desde abril de este año.

Foto de LA PRENSA/Marcos Salguero Varias ocasiones. Según el relato de la víctima, el religioso abusó de ella en al menos cuatro veces desde abril de este año.

Enlace copiado

El Juzgado de Paz de Izalco decretó ayer instrucción formal con detención provisional para el sacerdote anglicano José Ciro García Aguilar, de 49 años, acusado de violar a una pariente suya de 15 años. El religioso fue detenido hace una semana en su vivienda, ubicada en el cantón Pushtan, del municipio de Nahuizalco, en Sonsonate, luego de que la Fiscalía General de la República (FGR) giró orden de captura por estar acusado de violación agravada en menor.

La detención de García fue realizada dos meses después del último abuso del religioso en contra de su familiar y, según las investigaciones realizadas por las autoridades, la menor asistió el 10 de octubre a estudiar a un centro escolar de Sonsonate y horas antes el tío le dijo que la llegaría a traer después de clases.

El sacerdote llegó a recogerla y le pidió que lo acompañara a una reunión con miembros de la iglesia que tendría en el cantón El Carrizal, de Nahuizalco.

La reunión que sostuvo el religioso con los demás miembros de la iglesia terminó ya tarde y la menor le solicitó que la fuera a dejar a la casa, porque ella no pidió permiso para salir y tampoco andaba teléfono celular para llamar a sus padres.

García le manifestó a la menor que ya era muy tarde y que la gasolina que andaba su carro no le alcanzaría para ir a dejarla a su vivienda, por lo que la convenció de que se quedara en su casa y que al día siguiente la iría a dejar.

El hombre la llevó a la sede de la iglesia anglicana en Izalco y, estando en un cuarto con colchoneta, abusó de ella y la dejó esa noche en un cuarto del templo, y le indicó que regresaría por ella al siguiente día.

Como no apareció, la menor se regresó de Izalco y encontró a una patrulla de la Policía Nacional Civil (PNC) y comentó lo sucedido. La denuncia llegó a las autoridades y la menor expresó que no era la primera vez que el sacerdote abusaba de ella, ya que comenzó en abril de este año. Lo había hecho cuatro veces desde entonces.

Durante la audiencia inicial realizada ayer en el Juzgado de Paz de Izalco, la defensa del sacerdote alegó que la menor sostuvo relaciones con García con consentimiento, y aunque quiso intentar desvirtuar los señalamientos de la víctima y de las autoridades acusadoras, el tribunal determinó que existen suficientes elementos de juicio para que el sacerdote siga en prisión.

Lee también

Comentarios