Lo más visto

Más de El Salvador

Sala de lo Constitucional declara ilegales a diputados suplentes

Por no haber sido elegidos de forma directa por los votantes salvadoreños en las papeletas de los comicios de 2015, la Asamblea Legislativa queda inhabilitada de llamar a sus diputados suplentes.
Enlace copiado
Suplentes no electos.  En la papeleta de elección de diputados 2015 no aparecían los nombres ni las fotos de los diputados suplentes, es decir, no fueron elegidos.

Suplentes no electos. En la papeleta de elección de diputados 2015 no aparecían los nombres ni las fotos de los diputados suplentes, es decir, no fueron elegidos.

El fraude.  en abril de 2015 Sandra Salgado votó contra la emisión de bonos, por lo que la Asamblea la sustituyó con Wilfredo Guevara, suplente de Gallegos, para lograr los votos.

El fraude. en abril de 2015 Sandra Salgado votó contra la emisión de bonos, por lo que la Asamblea la sustituyó con Wilfredo Guevara, suplente de Gallegos, para lograr los votos.

Sala de lo Constitucional declara ilegales a diputados suplentes

Sala de lo Constitucional declara ilegales a diputados suplentes

Enlace copiado
La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) resolvió ayer por la noche que los 84 diputados suplentes que forman parte de la Asamblea Legislativa en el período 2015-2018 ya no pueden ser llamados a sustituir a ningún diputado propietario, ya que se establece en un fallo de esta sala que ninguno de los legisladores suplentes fue elegido de forma directa por los votantes en marzo de 2015.

“Tras la notificación de esta sentencia, la persona considerada como diputado suplente, declarada como tal por el TSE (Tribunal Supremo Electoral), no podrá suplir a un diputado propietario por carecer de legitimación popular, es decir, por no haber recibido el voto directo del electorado; en consecuencia, la actual legislatura solo podrá integrarse y funcionar con sus diputados propietarios”, se lee en el fallo.

Esta resolución constitucional se emitió dentro del fallo por el que la Sala de lo Constitucional también declaró ilegal la votación que hicieron 56 diputados y con la que en abril de 2015 se aprobó la emisión de deuda en bonos por un total de $900,000,000 para uso del Gobierno de la República.

El razonamiento jurídico de la Sala de lo Constitucional, por el cual resolvió que los diputados suplentes no pueden sustituir a los diputados propietarios, proviene por la forma como se originó la aprobación de los bonos por $900,000,000. Según el texto, la Asamblea Legislativa cometió dos violaciones constitucionales.

En primer lugar, la forma en que el diputado suplente José Wilfredo Guevara Díaz –en aquel entonces suplente del legislador Guillermo Gallegos, de GANA– fue llamado a sustituir a la diputa

da Sandra Marlene Salgado –también de GANA y que en un primer momento se abstuvo de votar por los bonos y por eso en una primera ocasión no se lograron los 56 votos necesarios para dar el aval legislativo–, violentó el artículo 131 de la Constitución de la República, en el que se establece que un diputado suplente puede ser llamado a sustituir a un diputado propietario cuando este último no pueda concurrir por “la muerte de este, su renuncia, la nulidad de su elección y su permiso temporal” y otras causas que sean ajenas al propietario y que puedan justificar la imposibilidad de concurrir al congreso.

Sin embargo, Salgado fue sustituida cuando aún estaba ocupando su curul y sin que se haya presentado ninguna imposibilidad ajena a ella para poder seguir concurriendo en el pleno legislativo. Ante ello, la sala apuntó en su sentencia que la imposibilidad de concurrir debe ser ajena a la voluntad del propietario y no creada por voluntad de “terceros”, ni tampoco “por el pleno legislativo”, ni por una arbitrariedad “del jefe de la fracción política” ni la decisión colectiva de su grupo parlamentario, “para forzar deliberadamente una votación específica a fin de alcanzar la mayoría de votos”.

De hecho, Salgado no votó por la aprobación de los bonos por $900,000,000, y esa abstención generó que solo hubiera 55 votos para la moción en un primer momento, cuando necesitaba 56, es decir la mayoría calificada. Pero alrededor de cinco minutos después y tras recibir una llamada telefónica, ella abandonó su curul y desde la jefatura de GANA se le solicitó a la presidencia del congreso que se llamara a un diputado suplente: José Wilfredo Guevara Díaz, para que sustituyera a la parlamentaria.

Con Guevara Díaz instalado, se pidió que el dictamen de la comisión de hacienda con los bonos fuera a reconsideración del pleno. Fue entonces que con el voto del suplente Guevara Díaz se lograron tener los 56 votos que se necesitaban para aprobar la moción.

“Una diputada propietaria fue sustituida por un diputado suplente sin que hubiere justificado ni documentado los motivos de la sustitución ni la imposibilidad de la diputada propietaria de continuar en la sesión. Y la omisión de expresar el motivo y justificarlo permite inferir que el motivo del cambio fue simplemente el de remover el obstáculo que impedía al pleno aprobar el decreto referido. Siendo así, el uso de la figura del diputado suplente en la aprobación del decreto impugnado se hizo de forma fraudulenta”, se lee en el texto de la resolución.

Por esta primera razón, la Sala de lo Constitucional decidió que la aprobación de los bonos por los $900,000,000 y que estuvo a cargo de la legislatura del período 2012-2015 fue inconstitucional.

Sin el voto directo

En el caso de la representación popular que ejercen los diputados, la Sala de lo Constitucional ordenó que se le entregara por parte de la Asamblea Legislativa el listado de los diputados, propietarios y suplentes, que votaron por el decreto de los bonos.

Y también ordenó al TSE que le entregara un informe acerca de si los diputados suplentes para el período 2012-2015 fueron elegidos “por el voto popular directo”. Y en caso de ser afirmativo, le ordenó que le enviara los nombres de los diputados suplentes que habían sido elegidos de esa forma.

En este último caso, el TSE envió el listado de diputados propietarios y suplentes de 2012-2015 y con un dato que los magistrados de la Sala de lo Constitucional consideran “de vital relevancia”.

En su informe, el TSE le indicó a la sala: “En el caso de los diputados suplentes (...) fueron electos mediante los votos que obtuvieron los respectivos candidatos propietarios”.

Con esta indicación, según se lee en la resolución, “se infiere que los candidatos que fueron declarados como diputados suplentes para el período 2012-2015 no recibieron directamente el voto de los electores. “En realidad, lo adquirieron como consecuencia de los votos atribuidos a los diputados propietarios”, por lo que los magistrados indicaron que “ninguno de los suplentes posee legitimación democrática directa”.

Si bien la declaración de que los suplentes no tienen legitimación democrática directa fue para los del período 2012-2015, el fallo es extensivo para los diputados suplentes 2015-2018, debido a que, precisamente, para las elecciones legislativas de marzo de 2015, los electores salvadoreños solo votaron de forma directa por el rostro de los candidatos a diputados propietarios. En ningún lugar de las papeletas de votación para diputados de 2015 se incluyó ni el rostro ni el nombre de los suplentes.

La sala, sin embargo, dejó abiertas dos vías para solventar los vacíos legislativos tanto de lo actuado por los diputados suplentes como para los procesos electorales futuros. En primer lugar, para conservar la seguridad jurídica, en su fallo establece que todo lo actuado por diputados suplentes hasta la resolución tiene legalidad. Y en segundo lugar, exhortó a que los suplentes de 2018 emanen del voto directo. Mientras, toda aprobación con diputados suplentes será ilegal.

Lee también

Comentarios