Sánchez C. no cree esté en riesgo la ayuda EUA

Embajadora EUA advierte dificultad en Alianza para la Prosperidad por posición FMLN en caso con Venezuela.
Enlace copiado
Sánchez C. no cree esté en riesgo la ayuda EUA

Sánchez C. no cree esté en riesgo la ayuda EUA

Enlace copiado
El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, aseguró ayer que los respaldos expresados hacia Venezuela –a quien Estados Unidos considera una amenaza para su seguridad nacional– no afectarán la ayuda económica de este país hacia las naciones que integran el Triángulo del Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala).

“No creo que esta postura signifique que no hay posibilidad de cooperación, no complica la cooperación”, dijo Sánchez Cerén, al descartar que su opinión en la pasada cumbre de Panamá sobre la relación entre ambos países pueda complicar la cooperación.

Sánchez Cerén aseguró que la administración de Barack Obama está comprometida con garantizar los fondos necesarios para impulsar la Alianza para la Prosperidad a favor de los países del Triángulo del Norte.

El jefe de Estado aseguró que su gobierno fijó postura en la cumbre sobre las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos, a la luz de las declaraciones de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que promulgan que la región es zona de paz.

El gobierno de Sánchez Cerén ya había hecho público en marzo pasado en un comunicado oficial su “profunda preocupación” por la declaración de Estados Unidos contra Venezuela, exhortando además “a observar el principio fundamental de la autodeterminación de los pueblos y de no intervención en los asuntos internos de otros Estados”.

La embajadora de Estados Unidos en el país, Mari Carmen Aponte, dijo la semana pasada que los mensajes del FMLN de apoyo hacia Venezuela “hacen más difícil” el trabajo de consecución de fondos para el plan de la Alianza para la Prosperidad, que supondría $1,000 millones a la región.

“El Gobierno de Estados Unidos y la embajada estamos trabajando bien duro para conseguir dinero para el programa de la Alianza para la Prosperidad. Y la realidad es que estos mensajes hacen el trabajo más difícil. Sin embargo, estamos totalmente comprometidos a seguir nuestro trabajo y a seguir en trabajos conjuntos”, dijo Aponte.

El partido de gobierno entregó la semana pasada a la embajada de Venezuela en El Salvador alrededor de 25,000 firmas de salvadoreños que muestran su respaldo político a la administración de Nicolás Maduro en Venezuela, en contra del decreto estadounidense.

“Si no hay paz no puede haber prosperidad. Tenemos que contribuir para que en las Américas sea el diálogo el camino para resolver las diferencias”, demanda el mandatario salvadoreño.

Sánchez Cerén asegura que Obama se ha comprometido a seguir trabajando por los fondos para la Alianza para la Prosperidad, así como el resto de la comunidad internacional.

El jefe de Estado, en ese sentido, explicó que tanto Naciones Unidas como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) “están dispuestos a buscar más recursos y a dar más recursos para este plan” que busca mejorar la calidad de vida de los habitantes de estos países.

Obama, comprometido

El canciller Hugo Martínez, por su parte, expresó que en la reunión que sostuvieron con Obama “nos dijo que él quiere seguir asociándose con la región para encontrar formas concretas de desarrollar oportunidades”.

“Lo que es bueno para la región es bueno para Estados Unidos y bajo esa perspectiva he solicitado mil millones de dólares para la región como un apoyo que tiene el objetivo central de desarrollo humano que posibilita a los jóvenes herramientas concretas para el éxito”, expresó Martínez al revelar detalles de las palabras expresadas por Obama en ese encuentro.

Los fondos de la Alianza para la Prosperidad deben ser aprobados por el Congreso de EUA.

Lee también

Comentarios

Newsletter