Lo más visto

Más de El Salvador

Sánchez Cerén aboga en la ONU por Cuba y por Nicolás Maduro

El mandatario también aprovechó su discurso ante la ONU para mostrar su solidaridad con la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff.
Enlace copiado
Discurso.  El presidente Sánchez Cerén se dirigió ayer a las naciones en la 71.ª Asamblea General de la ONU.

Discurso. El presidente Sánchez Cerén se dirigió ayer a las naciones en la 71.ª Asamblea General de la ONU.

Sánchez Cerén aboga en la ONU por Cuba y por Nicolás Maduro

Sánchez Cerén aboga en la ONU por Cuba y por Nicolás Maduro

Enlace copiado
El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, pronunció ayer un discurso en la 71.ª Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el que aprovechó para abogar nuevamente por Cuba, y llamó a suspender el bloqueo económico en contra de la isla.

El mandatario salvadoreño reconoció los avances obtenidos en las reuniones entre Estados Unidos y Cuba; pero reiteró que mientras no se levante el bloqueo hacia el gobierno presidido por Raúl Castro, no se lograrán los avances esperados.

Este mismo llamado lo realizó Sánchez Cerén la semana pasada en la cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) efectuada en Venezuela.

“En el continente hemos observado con beneplácito los avances realizados por Cuba y Estados Unidos en el restablecimiento de sus relaciones; sin embargo, consideramos que este cambio no podrá traer los beneficios esperados a las poblaciones de ambos países si no se pone fin al bloqueo económico”, expresó el jefe de Estado en la ciudad de Nueva York.

Sánchez Cerén aprovechó también su alocución en Naciones Unidas para abogar por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuyo gobierno ha sido rechazado por multitudinarias manifestaciones de venezolanos, quienes se han ido a las calles para mostrar su descontento con el sucesor de Hugo Chávez.

“Expreso mi solidaridad con el presidente Nicolás Maduro y el pueblo venezolano, quienes confío podrán encontrar la solución a los desafíos que enfrentan por la vía del diálogo”, sostuvo el presidente salvadoreño.

Sánchez Cerén también mostró su preocupación por lo que él llamó “intentos por desestabilizar a los gobiernos progresistas en América Latina, como la deposición de la presidenta Dilma Rousseff, electa por el pueblo brasileño”. Con la destitución de Rousseff, Michel Temer asumió la presidencia de Brasil.

El mandatario salvadoreño también se refirió al proceso de paz que se desarrolla en Colombia entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y dijo que la Firma de los Acuerdos de Paz de El Salvador, en Chapultepec, México, en 1992, “es un ejemplo exitoso y podría servirles de referencia”.

“Felicitamos a toda Colombia por lograr un pacto definitivo por la paz y encaminarse a la implementación de los acuerdos alcanzados”, expresó Sánchez Cerén, quien la próxima semana viajará precisamente al territorio colombiano, como invitado de honor, para presenciar la firma del acuerdo de pacificación.

Posterior a su discurso ante las naciones, el presidente viajó hacia la ciudad de Washington para reunirse con el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, para acordar “profundizar” la cooperación bilateral en temas como la reforma energética en Brasil. De hecho, una de las principales intenciones del gobierno de Temer es abrir las puertas del país a grandes empresas petroleras del mundo, interesadas en los yacimientos en Brasil.

Lee también

Comentarios