Lo más visto

Sánchez Cerén habla de logros en seguridad en informe anual mientras una familia espera el cuerpo de otro policía asesinado en El Salvador

Mientras se desarrollaba el discurso de cuarto año de gestión, en el que Sánchez Cerén se extendió hablando sobre lo que considera sus logros, una familia seguramente alista los pormenores para realizar el funeral de su pariente, el agente Hernández.
Enlace copiado
Foto de LPG/Ezequiel Barrera. En el IML realizan la autopsia del policía asesinado anoche.

Foto de LPG/Ezequiel Barrera. En el IML realizan la autopsia del policía asesinado anoche.

Enlace copiado

El presidente Salvador Sánchez Cerén ingresó triunfal por la alfombra roja hacia el Palacio Legislativo para rendir un informe sobre su cuarto año de gestión de Gobierno, cerca de las 10:30 de la mañana de este viernes.

A esa misma hora, el cuerpo del agente policial Marcos Hernández Bolaños, quien fue asesinado la noche del jueves frente a una universidad de San Salvador, era sometido a una autopsia en el Instituto de Medicina Legal (IML).

Sánchez Cerén, durante su discurso de informe anual de Gobierno. Foto cortesía.

Cuando Cerén dijo que su "Gobierno llega hoy a su cuarto año de intenso trabajo con la satisfacción de haber cumplido con el postulado primordial de nuestra Constitución" que es "poner a la persona humana como origen y fin de la actividad del Estado" y que El Salvador "avanza" en "justicia" y "el bienestar de la familia", una familia alistaba los pormenores para realizar el funeral de su pariente, el agente Hernández.

Según el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, el agente Marcos Hernández Bolaños estaba vinculado con actos ilícitos y eso podría haber desencadenado el ataque, en el que también resultó lesionada otra persona.

"Ayer tuvimos este hecho lamentable, no puedo dar detalles que no hemos precisado, pero pudiera tratarse de un hecho en el cual este miembro de la institución haya participado en acciones irregulares", dijo Cotto, justo antes de ingresar al recinto legislativo, para escuchar el discurso del presidente. Cinco policías han sido asesinados en lo que va del 2018.

Escena donde fue asesinado el policía Marcos Bolaños. Foto de LPG/Francisco Alemán.

Pese a las constantes acciones de corrupción al interior de las instituciones de seguridad y del clima de violencia que se vive en El Salvador, Sánchez Cerén cree que somos el reflejo de "la palabra viva de monseñor Romero", que está a punto de ser canonizado, dentro de unos meses.

El mandatario se explayaba en todos aquellos aspectos que considera sus logros. De seguridad, sin embargo, evitó dar mayores detalles; olvidó hablar de que la policía Carla Ayala lleva 154 días desaparecida; no dijo por qué siguen desaparecidos desde  hace más de 20 días dos hermanos gemelos de 17 años, residentes en Mejicanos; y tampoco detalló cómo evitará que no se repita la cifra de las 20 mil mujeres que en 2017 sufrieron algún tipo de violencia.

Él hablaba de un El Salvador supuestamente mejorado y seguía ensalzando las "metas cumplidas" con el "exitoso plan El Salvador productivo, educado y seguro". Según el mandatario, esa "implementación exitosa" del plan ha disminuido los asesinatos en "50 municipios priorizados". "Desde el inicio de mi gobierno establecimos las bases para un país más seguro", se jactó.

Sánchez Cerén no dijo más sobre seguridad. Invitó a los salvadoreños a vivir con optimismo. "Sigamos construyendo El Salvador donde podamos vivir en paz, sigamos construyendo futuro", fueron las últimas palabras de su discurso.
 

Tags:

Lee también

Comentarios