Lo más visto

Santa AnaMetapán cuenta con refugio para animales

Hay proceso de adopción de perros, pero si condiciones en que habitan no son las adecuadas, son reintegrados.
Enlace copiado
Bajo cuidado.  En el refugio los perros rescatados reciben la mejor atención posible, principalmente cuando han sido víctimas de accidentes de tránsito.

Bajo cuidado. En el refugio los perros rescatados reciben la mejor atención posible, principalmente cuando han sido víctimas de accidentes de tránsito.

Santa AnaMetapán cuenta con refugio para animales

Santa AnaMetapán cuenta con refugio para animales

Enlace copiado
Desde hace tres años los metapanecos cuentan con un espacio para la protección de mascotas denominado Asociación Protectora de Animales de Metapán (APAMET), institución encargada de ayudar y cuidar a los perros abandonados para brindarles un refugio.

De acuerdo con el encargado del lugar, Juan Pérez, APAMET nació en 2013 por iniciativa de cuatro personas que actualmente conforman la asociación, con el objetivo de albergar a los perros que fueran abandonados por sus dueños y que viven en las calles del municipio y se exponen a diferentes peligros, como ser atropellados, que es el principal motivo por el cual la mayoría de estos animales han llegado al albergue.

El refugio en Metapán (Santa Ana) tiene actualmente capacidad para sostener a más de 50 animales, pero actualmente hay 19 perros, 13 hembras y seis machos, porque después de un proceso de tratamiento y recuperación –que incluye alimentación, consulta veterinaria e higiene general que se le brinda a cada canino– estos son dados en adopción a familias o personas que cumplen con ciertos requisitos para cuidar de una mascota, evitando así el hacinamiento.

APAMET monitorea constantemente a las personas que adoptan a uno de los perros, para verificar que estos se encuentren en condiciones adecuadas, o de lo contrario son reintegrados al refugio.

Otra de las medidas para evitar la sobrepoblación es que cuando una hembra se encuentra en la etapa reproductiva es aislada de los demás canes, evitando así que esta quede cargada, agregó Pérez.

La asociación se sostiene con fondos propios, donaciones de personas altruistas, así como de instituciones educativas que aportan comida o implementos de limpieza de forma esporádica, y con la colaboración de dos voluntarios que administran el refugio.

Pero no cuentan con un local propio, porque la municipalidad prometió donarles un terreno, pero a la fecha esto no ha sido cumplido.

Lee también

Comentarios