Santa Tecla pretende construir cementerio en zona protegida de cordillera del Bálsamo

El concejo modificó la ordenanza que regula el uso del suelo para excluir de la prohibición un terreno en las faldas de la cordillera. Es la misma zona donde una constructora quiso urbanizar en 1997, pero le fue negado el permiso por el daño ambiental
Enlace copiado
Santa Tecla pretende construir cementerio en zona protegida de cordillera  del Bálsamo

Santa Tecla pretende construir cementerio en zona protegida de cordillera del Bálsamo

Santa Tecla pretende construir cementerio en zona protegida de cordillera  del Bálsamo

Santa Tecla pretende construir cementerio en zona protegida de cordillera del Bálsamo

Enlace copiado
La Alcaldía Municipal de Santa Tecla modificó recientemente su ordenanza reguladora del uso del suelo para poder construir un cementerio en la cordillera del Bálsamo, al sur del municipio, en una zona considerada como protegida ambientalmente, debido a la fragilidad del terreno.

El artículo 10 de esa normativa del municipio establece los límites de riesgo de construir en la cordillera del Bálsamo, entre Santa Tecla y Comasagua (ambos municipios del departamento de La Libertad); sin embargo, la modificación le permite a esa comuna excluir de esa prohibición una porción de ese terreno boscoso, según lo consigna una publicación del Diario Oficial, tomo 405, número 183 del viernes 3 de octubre del año pasado.

“Se excluyen todos los inmuebles que pertenecen al condominio identificado según antecedente como Terra Verde, propiedad de la municipalidad, ubicados en final avenida Melvin Jones y bulevar sur para que la municipalidad y/o un particular, desarrollen proyecto de infraestructura mortuoria-cementerio, y/o un parque ecológico”, se lee en el Diario Oficial.

Se trata de un terreno que linda al norte con la finca La Gloria, ubicada en el cantón El Matazano, municipio de Santa Tecla, sobre las faldas de la cordillera del Bálsamo, al sur del área urbana. Tiene una elevación de 100 metros sobre el nivel del mar, donde se puede apreciar árboles de bambú, capulín, aguacate, ciprés, eucalipto, ceiba, madrecacao, marañón japonés, mango, manzana rosa, pino, guarumo y zapote, entre otros.

Debido a que inicialmente el terreno fue proyectado para fines habitacionales, aún existen en el interior calles, instalaciones hidráulicas, instalaciones eléctricas, muro perimetral, cunetas y una caseta en el acceso principal ubicada en el bulevar sur; sin embargo, todo eso está en calidad de abandono y deteriorado.

ANTECEDENTES DEL TERRENO

De acuerdo con el Registro de Propiedad Raíz e Hipotecas, el terreno lo componen cinco lotes, de unas 18 manzanas aproximadamente, que forman el inmueble número 185, según está registrado también en el mapa catastral de Santa Tecla. El propietario principal era la empresa POSAMACO, S. A. DE C. V., quien pretendió desarrollar en 1997 el proyecto habitacional Terra Verde; pero la municipalidad se opuso en ese entonces a la lotificación de 24 de los 66 lotes aprobados por considerar que le provocarían un daño medioambiental a la zona.

Tras un largo litigio legal, la Corte Suprema de Justicia le dio en el año 2000 la razón a POSAMACO; pero el terremoto que ocurrió un año después y que provocó la muerte de 800 personas tras soterrar varios pasajes de la colonia Las Colinas, asentamiento colindante con Terra Verde, hizo que la empresa donara el inmueble a la comuna y desistiera de realizar el proyecto habitacional.

prohibición ambiental

La reciente modificación de la ordenanza, que está firmada por Carlos Palma, actual alcalde tecleño, ocurrió a pesar de que un estudio de suelo realizado por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y el consorcio C. Lotti y Associati, después del terremoto de 2001, determinara que existe un riesgo latente de deslizamiento en toda la cordillera del Bálsamo que le corresponde a Santa Tecla.

Además, hay un marco legal que regula el uso de suelo con las características del terreno donde la comuna de Santa Tecla pretende construir el cementerio.

Una de esas prohibiciones las establecen las directrices de zonificación ambiental para Santa Tecla del MARN: “Las zonas de conservación ambiental con subcategoría de áreas de ecosistemas o bosques y/o cafetales, considerada como un ecosistema biótico autóctono o único (por ejemplo bosques de chaparrales, bosques secos caducifolios, etc), se deberá dejar en estado natural para asegurar la continuidad de la diversidad biológica de dicha zona; por lo que las acciones serán únicamente de protección y conservación”, reza un apartado de la normativa.

La Ley Forestal también prohíbe “cortar, destruir, dañar o arrancar árboles o arbustos de los bosques, tierras forestales y de las zonas protectoras del suelo, cualquiera que sea el régimen de propiedad a que estén sujetas, previa autorización del servicio para la explotación de los mismos”.

Sin embargo, la comuna justifica la exclusión de esa parte de la cordillera del Bálsamo para construir el cementerio por “un crecimiento y expansión de su zona urbana”. Considera que el actual cementerio “ha llegado a su máxima capacidad”, por lo que “es necesario establecer otro lugar en el cual se desarrolle estructura de soporte para la demanda de enterramientos”. Eso está escrito en el Diario Oficial en la parte de los considerandos.

Se buscó obtener la posición oficial de la alcaldía de Santa Tecla sobre la idea de construir un cementerio en una zona considerada de alto riesgo ambiental, por lo que se gestionó en repetidas ocasiones con la encargada de comunicaciones una entrevista con el alcalde Palma para tratar el tema, sin embargo, no hubo respuesta positiva durante los cinco días que duró la gestión.

Incluso, la unidad de comunicaciones pidió a este medio que se enviara por escrito las preguntas al alcalde, algo a lo que LA PRENSA GRÁFICA aceptó después de valorar editorialmente la importancia de escuchar la posición oficial, sin embargo, hasta el cierre esta nota (ayer a las 6 de la tarde) no hubo respuesta.

Una posición similar asumió la ministra de Medio Ambiente, Lina Pohl. La funcionaria dijo a través de la unidad de comunicaciones del ministerio que desconocía sobre la modificación de la ordenanza del uso de suelo de Santa Tecla o sobre algún proyecto en zona protegida de la cordillera del Bálsamo, por lo que dijo que “no podía opinar al respecto”.

Tags:

  • medioambiente
  • cordillera del balsamo
  • santa tecla
  • carlos palma
  • deforestacion
  • riesgo

Lee también

Comentarios

Newsletter