Lo más visto

Saquean centro escolar en municipio El Tránsito

Un total de 380 alumnos no podrán recibir clases de computación debido a que los delincuentes se llevaron los equipos Lempita.
Enlace copiado
Saquean centro escolar en municipio El Tránsito

Saquean centro escolar en municipio El Tránsito

Enlace copiado

Desconocidos entraron al Centro Escolar Cantón Llano del Coyol, en el municipio de El Tránsito, San Miguel, y hurtaron equipo de computación y de sonido, así como instrumentos musicales y artículos de la cafetería de la escuela.

El director de la institución, Ofilio Arnoldo Castro Araya, explicó ayer que el viernes por la noche un grupo de hombres entró de manera furtiva al plantel, dañando la malla ciclón del muro perimetral. Luego rompieron las cerraduras de las puertas del cafetín, de la dirección y del centro de cómputo para sustraer material y artículos varios.

“Nos dimos cuenta del hurto porque vino la encargada del chalet a dejar algún producto y vio todo lo que había pasado, y me avisó como a las 12:15 del sábado, y fui a poner la denuncia en la PNC”, contó.

Castro explicó que entre lo hurtado se incluyen 35 computadoras personales del tipo Lempitas con sus cargadores, así como un CPU y un proyector multimedia. También se llevaron una silla de ruedas de un alumno, una trompeta, el módem, un equipo de sonido y más de $150 en productos del cafetín.

“Las Lempitas las entregaron hace un año en una actividad del presidente que vino a un Festival del Buen Vivir. Era una gestión que se había hecho hacía mucho tiempo. Aquí solamente quedaron 11 computadoras de escritorio, que nos las dieron anteriormente y que no se las llevaron”, expresó el docente.

Agregó que el lunes entregó un acta con el informe del material hurtado a un asesor pedagógico del Ministerio de Educación (MINED), quien prometió que lo haría llegar a sus jefes de la Dirección Departamental de Educación de San Miguel.

Adrián N., quien cursa quinto grado en este centro escolar, contó que para él y el resto de sus compañeros la noticia del hurto de computadoras les produjo tristeza y decepción, pues ya no recibirán clases en las computadoras personales ni en las de escritorio. “Por lo menos una vez por semana podíamos recibir nuestras clases de computación y eso nos servía para aprender a hacer documentos y operaciones”, dijo.

Lee también

Comentarios