Saqueo de material pétreo de río Talcigua

El MARN no ha otorgado permisos para sacar piedra y arena del afluente y ya realizaron inspecciones; sin embargo, la actividad sigue, según los lugareños.
Enlace copiado
Saqueo de material pétreo de río Talcigua

Saqueo de material pétreo de río Talcigua

Enlace copiado
A escaso kilómetro y medio de la Ruta Militar, en la ciudad de San Miguel, luego de transitar la calle principal de la colonia Carmenza y bajar una especie de barranco, se encuentra el río Talcigua, uno de los cauces que alimentan al río Grande.

La sobreexplotación del material pétreo del afluente ha bajado el cauce y ha provocado que se sequen las pozas cuya agua antes era utilizada por las mujeres de la zona para lavar ropa.

Al recorrer parte de las riberas del Talcigua, se observan los montones de piedra acumulada para poder ser cargada y llevada a otros sitios, dejando al río sin protección, hay espacios que parecen ser una calle de piedras pues no hay más nada.

Pese al evidente deterioro del afluente, las autoridades locales no reportan nada anómalo; recientemente el responsable de la Unidad de Medio Ambiente de la alcaldía municipal, Alexánder Villatoro, aseguró que el río ha sido “limpiado” de ripio y basura, pero que el material no ha sido llevado de la zona, pese a que en diciembre hasta hubo un incidente debido a que los pobladores ya no quieren que se siga explotando ilegalmente el material pétreo.

“Se extrajo material selecto para limpiar el río, el material pétreo se dejó a los lados (…) no se encontraron evidencias que lleguen vehículos a extraer piedra”, aseguró Villatoro.

Este explicó que como Unidad Ambiental no levantaron ningún acta sobre las denuncias comunitarias, sino que todo lo hizo Medio Ambiente por ser la autoridad competente.

En 2013 la Comisión de Protección Civil de la municipalidad reportó que habían sacado 10,000 metros cúbicos de sedimento en la zona para ampliar el cauce y evitar inundaciones en las colonias Carmenza, Hato Nuevo, Agropecuaria y El Nancito, según el reporte oficial que dio a LA PRENSA GRÁFICA dicha entidad.

Sin embargo, los habitantes del lugar aseguran que a diario llegan camiones a sacar piedra y arena, lo que está deteriorando cada vez más el río.

“Han venido muchas veces a hacer inspección porque hemos denunciado el problema en la alcaldía, en el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), pero no pasa de eso, el río lo siguen saqueando sin que nadie haga nada, ya no queremos que sigan, queremos que venga la ministra de Medio Ambiente, que ayude a esta comunidad, porque los que están haciendo esto tienen dinero y poder”, expresó Jorge Gómez Chicas, residente en la zona.

“Los lavaderos públicos los voltearon, para llevarlos también, los pozos de nuestras casas se están secando, la piedra la están vendiendo, eso es evidente; ahora bien, si les han dado permiso para hacerlos, nos gustaría saber qué entidad fue”, agregó el líder comunal.

Desde hace tres años se ha saqueado el río de material pétreo, aseguró, sin que nadie le ponga paro; incluso les han argumentado que tienen permiso ambiental para hacerlo.

La Alcaldía Municipal de San Miguel se ha desmarcado del problema, asegurando que no tiene nada que ver con la explotación que se ha hecho en el sitio y que tampoco ha otorgado permiso, según externó el alcalde José Wilfredo Salgado en una entrevista sobre el tema.

En tanto el MARN tampoco ha otorgado permiso para sacar material pétreo en la zona, así lo confirmó el departamento de prensa de dicha entidad, pues no hay registro de alguna empresa o persona particular que haya solicitado la explotación del recurso, ni autorización para ello, por lo que abrirán la investigación, dijeron.

Propiedad privada

Para tener acceso al cauce del río hay que sortear el camino entre tierras que es propiedad privada, menos el sendero vecinal que se supone es público.

“Es una lástima que por la ambición de unos pocos nos estén dejando sin agua, antes aquí era tradición que el 25 de diciembre nos íbamos a bañar a las pozas, hoy no se puede, las han secado”, comentó un residente en La Carmenza.

Otros aseguran que aunque la División de Medio Ambiente de la Policía y un representante del MARN llegaron hace unos días a la zona a hacerle saber a la comunidad que no hay permiso para que se siga extrayendo material pétreo, una máquina sigue llegando al río a sacarlo y un camión es cargado generalmente al mediodía o en horas de la noche, sin parar, todos los días.

“Las autoridades están alertadas del problema, aquí ya hubo amenazas por esto, hay que ponerle paro”, dijo un poblador.

Lee también

Comentarios

Newsletter