Lo más visto

Se cumple un año del asesinato de Karla Turcios: ¿Qué pasó ese sábado 14 de abril?

Hace un año, la periodista del Grupo LPG Karla Turcios era encontrada muerta  a las 4:00 de la tarde en la carretera Longitudinal del Norte, donde fue abandonada por su pareja Mario Huezo, según la Fiscalía.

Enlace copiado
Ilustración: Moris Aldana

Ilustración: Moris Aldana

Enlace copiado

Exactamente hace un año, Karla Turcios, periodista del Grupo LPG, era asesinada por su compañero de vida Mario Huezo en la vivienda que compartían con su hijo de cinco años en la colonia Costa Rica de San Salvador.

El escritorio donde trabajaba la periodista Karla Turcios es decorado con flores en su memoria. Foto de LA PRENSA/Archivo

Según la Fiscalía General de la República (FGR), el crimen fue cometido por Huezo entre las 10:00 de la mañana y las 12:00 del mediodía. Las investigaciones indican que fue atacada cuando recién se despertaba, por lo que al estar adormitada no pudo defenderse. Una noche antes, habían llegado tarde a la vivienda pues Turcios había trabajado hasta altas horas en el períodico.

De acuerdo con las pruebas de antenas telefónicas donde se conectaron los teléfonos de Huezo y Turcios, el agresor salió de la vivienda a las 12:08 del mediodía rumbo a San Salvador, pasó por el centro de la capital y tomó la carretera Troncal del Norte a las 12:54 p.m. Pasó por Santa Teresa de las Flores, Guazapa, La Cabaña y Nueva Concepción.

Las cámaras de videovigilancia ubican a Huezo manejando junto al hijo de ambos. Una de estas los detectó en el desvío de Amayo, donde Huezo tomó la carretera Longitudinal del Norte para abandonar el cadáver de la periodista en el kilómetro 82 en la jurisdicción del cantón Palo Galán del municipio de Santa Rosa Guachipilín (Santa Ana).

Lugar donde fue encontrado el cuerpo de la periodista Karla Turcios en el kilómetro 82 de la carretera Longitudinal del Norte. Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas, archivo

Tras permanecer ocho minutos en el lugar se fue y regresó por la misma ruta. A unos siete kilómetros de donde abandonó el cadáver tiró el celular de Turcios en la carretera y siguió el mismo recorrido hacia su casa en la colonia Costa Rica, donde llegó a las 3:55 de la tarde.

Unos 15 minutos después comenzó su intento de encubrir su responsabilidad en el crimen y llamó al teléfono de Turcios. En esos momentos, una persona reportaba a la Policía Nacional Civil (PNC) el hallazgo de un cadáver en la carretera Longitudinal del Norte.
La Policía procesó la escena unas dos horas después y el cuerpo de Turcios fue llevado a la sede del Instituto de Medicina Legal (IML) en Santa Ana como una víctima sin identificación.

Foto de LA PRENSA/Archivo

Los actos de Huezo para intentar desligarse del crimen incluyeron hacer una nota amenazante que luego aseguró la encontró en la cochera de su casa. En ella se leía “Adios a su hija lic p-rro”. Sin embargo, este sería uno de los errores que más tarde haría a la Policía sospechar de Huezo, pues además de la nota que enseñó a las autoridades había hecho otra anteriormente, que guardó en su pantalón y por descuido dejó caer cuando reconocía el cadáver de su pareja, al siguiente día.

"Cuando él se hace presente a la morgue en Santa Ana, ocurrió un suceso que sí nos confirmó que teníamos que seguir la investigación en contra de él (...) Estando ahí, le piden el DUI. Él, con una actividad nerviosa, y cuando se empieza a sacar el DUI, se mete la mano a la bolsa, se le cae un papel doblado en 8 partes", contó el entonces fiscal general Douglas Meléndez, días después del crimen. "El investigador le pregunta: '¿qué es eso?' y él (Turcios) dice: 'es el anónimo' (la nota encontrada)... cuando cruzamos los anónimos, resulta que era el segundo. La única diferencia que tenía era una letra de más, una letra "a", agregó Meléndez. "No supo dar explicación".

También despertó sospechas la negativa de Huezo de identificar las fotografías del cuerpo encontrado en la carretera Longitudinal del Norte.

Huezo fue capturado a las 7:00 de la noche del lunes 23 de abril mientras daba una entrevista a un canal internacional en un hotel de la capital. Él siempre defendió su inocencia.

Momento de la captura de Mario Huezo. Foto de LA PRENSA/José Cardona, archivo

Pasado un año desde el crimen, Huezo se encuentra en prisión provisional mientras es procesado por el feminicidio agravado de la periodista. Esta semana se conoció que la Policía incautó recientemente más videos como parte de la investigación.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines