Lo más visto

Se necesitan $12,573 millones para financiar plan educativo

Escuelas sin violencia, docentes de calidad, atender a la primera infancia, 12 años de escolaridad, mejorar educación superior y la infraestructura son los retos planteados.
Enlace copiado
Entrega. El Consejo Nacional de Educación (CONED) le entregó ayer al Gobierno el plan El Salvador Educado. El presidente recibió el documento.

Entrega. El Consejo Nacional de Educación (CONED) le entregó ayer al Gobierno el plan El Salvador Educado. El presidente recibió el documento.

Se necesitan $12,573 millones para financiar plan educativo

Se necesitan $12,573 millones para financiar plan educativo

Enlace copiado
El Consejo Nacional de Educación (CONED), un organismo multisectorial creado en mayo de 2015, entregó ayer al presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, el plan El Salvador Educado, una propuesta con la que se pretende mejorar el Sistema Educativo Nacional.

Se trata de un documento que contiene 104 acciones, divididas en seis desafíos, para caminar hacia el deber ser de la educación del país en los próximos 10 años. Una hoja de ruta que, de acuerdo con las estimaciones del CONED, necesita de $12,573 millones (dos veces y medio el presupuesto general de la nación aprobado para este año), lo que significaría destinar para educación un 7 % del Producto Interno Bruto del país anual. Por ahora, la inversión es del 3.5 % del PIB.

Sánchez Cerén, quien recibió ayer el plan en Casa Presidencial, lanzó una propuesta para obtener ese financiamiento: “Enfrentamos grandes retos, si queremos dar un salto de calidad en educación, algo crucial que debemos discutir como sociedad es el financiamiento de la educación. Aumentar significativamente el presupuesto de educación exige un amplio debate en torno al sistema fiscal, pues sin una reforma fiscal progresiva será imposible”, dijo el presidente sin asumir ningún compromiso con el tema.

Al final del evento, Carlos Canjura, ministro del ramo, coincidió con el presidente. “Lograr una meta como esa de financiamiento del 7 % en educación supone, por un lado, una ruta progresiva en el tema de financiamiento y, por otro lado, un nivel de compromiso fiscal, porque mientras no se avance en el tema fiscal será muy difícil llegar a esa participación del PIB”, dijo.

En líneas generales, el plan El Salvador Educado hace énfasis en la necesidad de liberar de la violencia a las escuelas que afecta a la comunidad educativa (el CONED reconoce que el 64 % de los centros escolares está ubicado en comunidades con presencia de pandillas), en preparar docentes de calidad (solo el 8 % de la planta docente tiene una licenciatura o un grado superior), atender el desarrollo de la primera infancia (la cobertura en esta edad es del 2 %), lograr los 12 grados de escolaridad universal, mejorar la educación superior y la infraestructura de las escuelas (el 3.9 % de las aulas existentes se debería reemplazar por estar en mal estado).

Marina Morales, representante de UNICEF y miembro del CONED, dibujó los aportes que debe tener cada uno de esos desafíos durante los próximos 10 años para mejorar en la educación.

“El plan El Salvador Educado propone la meta de universalización de educación inicial a 2026; es decir, el grupo de niñas y niños comprendido entre cero y tres años. Cubre aproximadamente a 48,000 niñas y niños adicionales todos los años durante la década. La inversión requerida para esta meta es de $709,700,000”, dijo a modo de ejemplo.

Agregó que conseguir la universalización de la educación parvularia –niños de cuatro a seis años a 2026, cubriendo una brecha calculada en 103,890 menores– significa una inversión de $1,564,000,000.

“Las asignaciones presupuestarias para cada uno de los seis desafíos que se relacionan con los niveles expuestos como ejemplo, en relación con el costo total del plan, ilustran con claridad dónde se hallan las apuestas del país que el CONED prioriza”, dijo.

Más tarde, Canjura se mostró realista sobre la falta de recursos: “A pesar de que no se ve tan claro el financiamiento, sí está clara la ruta para conseguir un sistema de calidad”.

Además de una reforma fiscal, el viceministro de Educación, Francisco Castaneda, expresó que la empresa privada debe cooperar más en la inversión para formar estudiantes. También cree que se debe obtener más ayuda de la cooperación internacional. Algo a lo que está dispuesto el embajador de Alemania en el país, Heinrich Haup, pues consideró que con lo que conoce del plan ve “un buen esfuerzo por mejorar la calidad educativa de El Salvador”.

Castaneda, incluso, ve a título personal la posibilidad de crear una contribución especial dedicada exclusivamente a invertir en educación.

Para José María Tojeira, exrector de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas y miembro del CONED, el esfuerzo de replantearse la forma de educar a los salvadoreños tiene “un costo económico importante”. Una condición que, a su juicio, ha servido de ancla para frenar las reformas educativas que se han tratado de impulsar en el país “desde el fin de la guerra civil, pero “se mantiene todavía un sistema educativo que es, en varias de las etapas del mismo, claramente excluyente y de una enorme desigualdad en el campo de la calidad”.

Tags:

  • El Salvador Educado
  • MINED
  • educacion
  • violencia
  • estudiantes

Lee también

Comentarios