Se parecen pero son diferentes

Desde diciembre gozo observando los maquilishuat en flor, pero si ponemos atención veremos que los árboles de flores más encendidas son los que empiezan primero a florecer y los de color rosado inician en enero y pueden llegar a fines de marzo.
Enlace copiado
Enlace copiado
Todos pertenecen a la misma familia de las Tabebuias e incluso el cortez blanco, cuyas flores son amarillas.

Hará unos años invité a un grupo de paisanos viroleños a volver a nuestro terruño y recorrer sitios que de cipotes lo hacíamos muy a menudo. Iniciamos para un febrero en Ichanmichen y fue nuestra sorpresa encontrarnos con las calles del balneario con una alfombra rosada, cuyas flores eran de maquilishuat.

Nos detuvimos a contemplar aquella belleza inesperada y luego pensamos: Turismo debería promover alguna actividad para esta época y sería de esperar que muchas personas gozarían deleitándose con tan colorido paisaje.

Los japoneses ya lo hacen, y cuando los cerezos están en flor acuden a sus parques para rendir homenaje a la madre naturaleza pues lo consideran un regalo del cielo. Es posible que algún día repararemos en esto y hagamos algo.

Volviendo al tema, conviene aclarar que como antes se expresó, todos los maquilishuat pertenecen a la familia de las Tabebuias, diferenciándose así: los de color encendido se conocen como Tabebuia impetiginosa, el de color rosado como Tabebuia rosaea y el cortez blanco como Tabebuia ochracea.

En síntesis, todos son bellos y no les hemos sacado sus bondades aprovechándolas al máximo para el ornato de nuestras calles, parques y carreteras. Hago la aclaración que al colocarlos en aceras y dejarlos crecer sin poda, luego afectan dichos sitios. Si se colocan en carreteras y no se manejan con poda adecuada ocasionan daños a los vehículos cuando sus ramas vuelan por efecto de los vientos, como sucede en la carretera a Santa Ana durante una fuerte lluvia.

Pero si se planifica el ornato, se le da seguimiento y no se dejan crecer más que unos seis metros de altura lucirán imponentes durante la floración.

Se imagina el lector si la autopista rumbo al aeropuerto internacional, su espacio central, estuviese plantado de dichos árboles y con un mantenimiento continuo, es de esperar, durante la floración sería impresionante para los turistas que nos visitan contemplar este majestuoso regalo a la vista.

Aunque pareciera ya un poco tarde decirlo algo se puede hacer para inicios del próximo invierno, como que varias personas nos comprometamos ante Obras Públicas de plantar en los espacios que están vacíos.

Mi persona, en lo particular, con el permiso correspondiente, estaría dispuesto a plantar 50 árboles y darles el cuidado necesario hasta que lleguen a florecer. Pienso que cosa similar harían otras personas y empresas, pero en el mío particular no colocaría rótulo publicitario y lo haría ad honórem y anónimo.

Si obtuviera el permiso que ya he expresado actuaría de la manera siguiente: a) Visitaría al Ing. Mariano Villatoro, del bachillerato San Andrés, cercano a la ENA, y reservaría las plantas requeridas; b) Con empleados de mi finca haría los huecos de siembra y los rellenaría de tierra orgánica; c) Al inicio de las lluvias procedería a plantar y proteger las plantas de malezas y cada semana que pasara por el lugar observaría si alguna se hubiese perdido y la repondría. Únicamente solicitaría que los amigos de FOVIAL no las dañaran cuando hacen chapodas y ayudaran a evitar los incendios tan frecuentes.

[email protected]

Tags:

  • campo
  • maquilishuat

Lee también

Comentarios

Newsletter