Lo más visto

Secretaria fue violada dentro de la Corte de Cuentas

La comisión que investigaba las denuncias señaló en un informe que la secretaria fue violada y que otras empleadas también fueron acosadas sexual y laboralmente.
Enlace copiado
Informe.  Un informe concluyó en que las denuncias acerca de violación y acoso sexual en el interior de las oficinas de la Corte de Cuentas estaban fundamentadas, y ahora hay procesos penales y de investigación abiertos en la Fiscalía.

Informe. Un informe concluyó en que las denuncias acerca de violación y acoso sexual en el interior de las oficinas de la Corte de Cuentas estaban fundamentadas, y ahora hay procesos penales y de investigación abiertos en la Fiscalía.

Secretaria fue violada dentro de la Corte de Cuentas

Secretaria fue violada dentro de la Corte de Cuentas

Enlace copiado
El jefe regional de la Corte de Cuentas (CCR) en Santa Ana, José Israel López Ramos, violó en su oficina a una secretaria, según el informe final de la comisión especial contratada, de forma urgente, por la Corte de Cuentas para investigar las denuncias de violación, acoso sexual y laboral en la institución.

El informe también indicó que el director de planificación y desarrollo de la Corte, Marcos Vinicio Escobar López, acosó sexualmente a sus subalternas. Así lo confirmó el magistrado presidente de la Corte de Cuentas, Johel Humberto Valiente, quien explicó a LA PRENSA GRÁFICA que para ambos casos se tiene que abrir dos procesos: el primero de carácter administrativo, con el fin de sancionar a los empleados de acuerdo con el reglamento interno del personal; y el segundo, el penal a cargo de la Fiscalía General de la República (FGR).

“La comisión lo que hizo fue tomar las declaraciones de los denunciantes y luego elaboró un informe que llegó a la presidencia de la Corte de Cuentas. Con el informe se tendría que abrir un proceso administrativo y otro penal. El administrativo es el que se está discutiendo para determinar qué sanción se va a imponer. En el caso del proceso penal es algo que solo le compete a la Fiscalía”, explicó Valiente.

El magistrado detalló que el proceso administrativo sancionatorio en contra del jefe regional de Santa Ana no será posible, ya que en mayo renunció, después de haber solicitado un mes de permiso sin goce de sueldo.

“En el caso del que era jefe regional de Santa Ana, ya no podemos hacer nada como Corte de Cuentas, porque renunció. En cambio, con el proceso penal ha quedado pendiente ante la Fiscalía”, dijo Valiente.

López Ramos, según el acuerdo 179 de la presidencia de la Corte de Cuentas, recibió una licencia de 30 días para ausentarse de sus labores sin goce de sueldo, el 7 de marzo, por “razones particulares”, como lo había solicitado.

Según el Sindicato de los Trabajadores de la Corte de Cuentas (SITCCOR), López Ramos solicitó el permiso inmediatamente después de haber sido denunciado ante la Fiscalía por la víctima.

En el ministerio público, la víctima relató que López Ramos la había venido acosando desde 2012, cuando fue nombrado jefe regional. En la denuncia, la víctima aseguró que el jefe regional inició expresando frases sobre su cuerpo, luego se acercaba y la abrazaba, después llegaba al escritorio y se le sentaba en las piernas. Hasta que un día, en la tarde, la encerró en su oficina y la violó.

En la denuncia, la víctima también dijo que esta situación ya había sido comentada a la presidencia de la Corte de Cuentas, pero que hasta ese momento no había sucedido nada.

López Ramos, después de concluidos los 30 días de licencia, y al ser notificado que en la Corte se había contratado una comisión externa de tres especialistas en leyes y psiquiatría para investigar las denuncias, se presentó para renunciar.

López Ramos también había sido denunciado por sus subalternos ante los magistrados de la CCR por obligar a una mujer, con seis meses de embarazo y que trabaja como ordenanza, a ir todos los días al mercado a comprarle fruta, medicinas, utensilios de uso personal y en algunas ocasiones hasta realizar transacciones bancarias en sus cuentas personales.

En el caso del director de Planificación, Vinicio Escobar, el magistrado Valiente confirmó que será sometido al régimen disciplinario contemplado en el capítulo IX del reglamento interno del personal de la institución.

En ese instrumento se detalla que podría ser suspendido sin goce de sueldo, e incluso, podría ser sometido a un proceso de destitución por incurrir en una de las prohibiciones contempladas en el artículo 30 que dice: “Efectuar actos de inmoralidad en la oficina o en cualquier otra parte perteneciente a la institución es prohibido”.

Según el magistrado Valiente, la decisión de cómo procederán contra Vinicio Escobar será tomada por la unidad ejecutora de sanciones que está a cargo del director de Recursos Humanos institucional.

El informe de la comisión especial, además, detalla otros casos acerca de acoso laboral cometido por algunos jefes de distintas áreas, pero no han sido revelados porque según el magistrado Valiente es información interna de la Corte de Cuentas y no la harán pública.

“Los casos más grandes en realidad son los dos más conocidos relacionados con lo sexual. Los otros hallazgos de la comisión consideramos que es información interna y que la manejaremos así porque es algo que solo atañe a la Corte”, dijo.

El trabajo de los dos abogados y la especialista en psiquiatría que integraron la comisión especial que elaboró el informe durante dos meses costó $7,500, ya que a cada uno se les pagaron $2,500 para dar seguimiento a las denuncias.

El argumento de Valiente para contratar a los tres especialistas externos a la Corte fue que era “para garantizar la independencia de la investigación”.

Esta no es la primera vez que empleados de la CCR se ven involucrados en casos de delitos sexuales. En julio de 2015 la policía capturó a un juez de Cuentas, identificado como Manuel Enrique Escobar Mejía, de 56 años, por haber abusado sexualmente de una adolescente de 15 años.

Lee también

Comentarios