Segunda fase del SITRAMSS costaría $115 millones

Es un tramo de 17.4 kilómetros, con la idea de que una parte sea aérea y la terminal del Salvador del Mundo subterránea. Los costos saldrían de un préstamo del BID y otra parte del Gobierno.
Enlace copiado
La terminal  está casi completa y solo debe ser sometida a una observaciones que tiene que hacer el BID, para que funcione en su totalidad en agosto o septiembre.

La terminal está casi completa y solo debe ser sometida a una observaciones que tiene que hacer el BID, para que funcione en su totalidad en agosto o septiembre.

El dilema por la estaciones  del nuevo proyecto que se quiere construir es si en la plaza Salvador del Mundo se construye de manera subterránea. Hay alguna objeción del BID, porque esto aumenta los costos de construcción.

El dilema por la estaciones del nuevo proyecto que se quiere construir es si en la plaza Salvador del Mundo se construye de manera subterránea. Hay alguna objeción del BID, porque esto aumenta los costos de construcción.

SIPAGO  es el propietario del SITRAMSS y lo integran gremiales del transporte del AMSS. SUBES es el encargado de manejar el cobro electrónico.

SIPAGO es el propietario del SITRAMSS y lo integran gremiales del transporte del AMSS. SUBES es el encargado de manejar el cobro electrónico.

Segunda fase del SITRAMSS costaría $115 millones

Segunda fase del SITRAMSS costaría $115 millones

Enlace copiado
El Viceministerio de Transporte ya hace planes para la segunda etapa del SITRAMSS. Tiene el estudio de factibilidad de Metrocentro (la 33.ª avenida) hasta Santa Tecla, el cual todavía es discutido, pues presenta algunos inconvenientes o contratiempos que se tienen que resolver: el presupuesto es uno de ellos y la logística otro.

El viceministro Nelson García confirmó a LA PRENSA GRÁFICA que la inversión representaría unos $115 millones, de los cuales $85 serán financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la diferencia deberá ser gestionada por el Gobierno. No aclaró si con préstamos, donaciones o gestión propia.

“Nos lo presentaron a nosotros (el estudio de factibilidad), vino la delegación del BID aquí (en abril). Y se nos presentó, pero nosotros como Gobierno tenemos algunas observaciones”, dijo García. Las observaciones puntuales son hacer un paso aéreo sobre la avenida Manuel Enrique Araujo y una estación subterránea en la plaza Salvador del Mundo, punto en que difiere el BID por la elevación de los costos.

Esa sería la segunda fase del sistema de buses articulados. El VMT también trabaja la distribución de las rutas alimentadoras del triángulo oriente de San Salvador (Soyapango, Ilopango y San Martín), lo que comenzará a ordenarse con la finalización definitiva de la terminal del SITRAMSS.

“El plazo (con el BID) se vence, hubo una modificación hasta el mes de diciembre, precisamente por el tema de terminal. Aunque ya la concluimos, estamos en la parte de la recepción final de la obra. Sin embargo, son como los tiempos normales del BID”, explicó el viceministro.

García explicó que el Banco Interamericano hará unas evaluaciones, con lo que definitivamente se haría la entrega total de la obra en agosto o septiembre.

La terminal fue la parte más complicada del proyecto, porque sufrió tres atrasos que llevaron incluso a cancelar el contrato con la empresa mexicana CYMIMEX, encargada de construir la obra que debió terminar la constructora salvadoreña DISA.

“El 97 % ha sido ya ejecutado. Lo que nos queda es el centro de control que lo terminan este mes, a finales de mayo, y ahí terminamos con la ejecución del 100 %. Solo nos queda la última parte, que es la evaluación final por una empresa que hace una evaluación de todo el sistema”, comentó García.

SITRAMSS aéreo

El viceministro dice que se vale soñar al hablar de la segunda etapa del SITRAMSS. Son 17.4 kilómetros que deberían estar finalizados para 2019, justo con el segundo gobierno del FMLN. De esa distancia, tres kilómetros serían los que se van a construir por aire. “Yo he propuesto ahí un viaducto sobre la Araujo, de tres kilómetros, por arriba. Eso resolvería una cantidad de problemas. Es un poco caro, pero soñar se vale”.

Esta es una de las diferencias objetadas por el BID, pues el monto que ellos ofrecen como máximo, los $85 millones, comprenden una segunda etapa similar a la Juan Pablo II y argumentan que la fase aérea dispara el monto.

García dice que su propuesta tiene el aval de la Secretaría Técnica de la Presidencia y del Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez. La contrapropuesta gubernamental sería obtener el crédito del Banco y hacer la gestión para la diferencia.

“La otra (diferencia) es en la plaza Salvador del Mundo. El ministro y el equipo que trabajamos en esto decían que en Salvador del Mundo la estación debe ser subterránea. En la prefactibilidad nos dicen los técnicos que sí se puede hacer, pero cuesta un montón”, explica García; tanto, que lo mejor y recomendado es una estación similar a las que ya se construyeron. “Nosotros les dijimos no. Somos nosotros los clientes, estamos pidiendo que lo queremos así”.

Los costos son significativos y hasta onerosos. El viceministro reconoce esa objeción del banco, pero para su gusto eso también le permite mantener la avenida Manuel Enrique casi intacta. “El viaducto, ese que hay ya en otros lugares, se construye con piezas prefabricadas que ponen y van haciendo arriba el carril. Nos costaba $19 millones” más del préstamo ya negociado, pero que debe pasar la negociación de la Asamblea Legislativa, un escollo que tampoco es fácil para el Gobierno; aún así, García cree que tendrían los votos para esta segunda etapa.

El proyecto, al igual que la parte de Soyapango, también implica cambiar de lugar la terminal de occidente, la que debería de ser movida hasta Santa Tecla y ordenar las rutas que llegan por el bulevar Los Próceres y la Manuel Enrique Araujo, en un plan de unidades alimentadoras.

Los costos asoman otra vez. “Son con todas esas cosas que le digo, más o menos $115 millones. Pero aquí está resolviendo un gran problema. Con solo sacar las terminales de occidente y la de oriente, con eso, ya cortó mucho del congestionamineto, destapa todo”, dice el funcionario.

SIPAGO operador

La primera etapa del SITRAMSS es operada por SIPAGO-SITRAMSS compuesta por gremiales de transportistas del gran San Salvador, una sociedad que se creó para impulsar el proyecto. El VMT se desvincula de tal sociedad; de hecho, García cuestiona un poco la logística de los actuales operadores.

“Yo quiero decirle, y en esto sí yo critico a la gente de SIPAGO, porque el planteamiento del Gobierno era que los socios de SIPAGO fueran todos los empresarios del AMSS y creo que no han hecho los esfuerzos suficientes para integrarlos a todos”, cuestionó.

En el decir del funcionario, es que muchos de los propietarios de autobuses solo tienen una unidad y no han sido integrados al sistema, y tal gestión es acción de SIPAGO. Muchas de las dudas las atribuye a la división de los transportistas y a lo que él llama el rumor de que Alba Petróleos se quedaría con el transporte colectivo del país.

“Hasta este día, lo que ellos dicen es que era Alba Petróleos que quería apoderarse del transporte de El Salvador. Hasta este día, estamos en el 2016 y eso lo dijeron allá por el 2009, 2010 y 2011; hasta este día, todos los empresarios siguen operando como tales”, aseguró García.

El viceministro defendió la implementación del cobro electrónico, una apuesta manejada por SUBES, institución recientemente cuestionada por el escándalo de los “Papeles de Panamá”.

García dijo que fue SIPAGO quien contrató a SUBES, pues los primeros no tienen la capacidad de montar el cobro electrónico. “Es una decisión privada”, explicó, pero sí enfatizó que la medida ha permitido que hasta la fecha no sufran extorsiones.

Tags:

  • SITRAMSS
  • VMT
  • SIPAGO
  • terminal

Lee también

Comentarios

Newsletter