Lo más visto

Más de El Salvador

Segundo juicio a Viudas Negras por forzar bodas

Fiscalía acusa a 10 imputados de asociarse para raptar a mujeres, obligarlas a casarse, asesinar a las parejas y cobrar seguros de vida. Hay cobros de hasta $62,000.
Enlace copiado
Cabecilla.  Esmeralda Anabel Flores Acosta (de lentes) es perfilada como la cabecilla de la red Viudas Negras. Desde ayer enfrenta un segundo juicio por forzar matrimonios y cobrar seguros de vida ilegales. Ya tiene una condena por ese delito.

Cabecilla. Esmeralda Anabel Flores Acosta (de lentes) es perfilada como la cabecilla de la red Viudas Negras. Desde ayer enfrenta un segundo juicio por forzar matrimonios y cobrar seguros de vida ilegales. Ya tiene una condena por ese delito.

Enlace copiado

El Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador inició ayer un juicio para definir si 10 imputados integraron una red que se dedicó a forzar a mujeres a casarse para luego matar a sus parejas y cobrar sus seguros de vida. La Fiscalía General de la República (FGR) los procesa porque supuestamente obligaron a dos víctimas a contraer matrimonio entre 2014 y 2015.

Los vinculados a la estructura, conocida como Viudas Negras, son Roberto Omar Álvarez, María Cristina Flores de Cruz, Franklin Bladimir López Flores, Wilber Javier Cáceres Benítez, Arturo Armando Minero Sandoval (médico), Edwin Enrique Hernández Varela (abogado), José Nelson Acosta, Edith Emelda Ramírez, Juan Abilio Guerra y la cabecilla Esmeralda Anabel Flores Acosta.

Una fiscal designada a las investigaciones explicó ayer que buscan convencer al tribunal de que Esmeralda Flores "captaba" a las mujeres víctimas que se casarían con los hombres. "Ofreciéndoles trabajo en su hogar, diciéndoles que para hacer oficios domésticos. Una vez captadas, no las dejaban salir. Había otros miembros de la estructura que daban vigilancia para que no se escaparan", agregó.

Luego, la agrupación, vinculada a la Mara Salvatrucha (MS-13), las obligaba a casarse con hombres a quienes asesinarían para cobrar los seguros de vida, según las investigaciones. Aunque también las explotaban laboralmente mientras las tenían privadas de libertad. Las mujeres que supuestamente fueron víctimas de la red son identificadas en el proceso como Britany y Mateo, como protección.

Las estimaciones fiscales consignan que la agrupación llegó a cobrar hasta $62,000 por el seguro de vida de una pareja que asesinaron. Aunque hubo otro hombre que estaba casado con una de las mujeres víctimas y no pudieron matarlo, detalló la fiscal especializada en delitos de trata de personas.

Según pesquisas del ministerio público, las también denominadas Viudas de Negro tenían al abogado Edwin Hernández para asesorar a las mujeres que cobrarían los seguros, mientras que el médico Minero Sandoval atendió todo el embarazo de una víctima, a quien luego le quitaron al bebé para registrarlo a nombre de la cabecilla de la red.

Francisco Blandón, abogado defensor de Edwin Hernández, dijo ayer que "toda la prueba que menciona la Fiscalía en la acusación no es creíble".

Agregó que su defendido solo asesoró a Mateo para cobrar un seguro, en su calidad de abogado, una actividad normal de su profesión. "A cualquier abogado pueden ir a buscar para que le digan cómo se cobra un seguro. ¿Por eso te van a procesar?", dijo Blandón.

Los delitos que enfrentan son trata de personas agravada, agrupaciones ilícitas, falsedad ideológica y suplantación y alteración del estado familiar. Las bodas forzadas están dentro de la trata de personas.

La FGR explicó que aún no ha definido la petición que harán al juez sobre los años de cárcel para cada uno. Hay otros dos imputados que están prófugos: Magdalena Patricia Lucha y Feliciano Gilberto Rosa Avilés.

Esta es la segunda vez que algunos de los procesados enfrentan un juicio por ser parte de las Viudas Negras. Desde mayo de 2019, cinco ya purgan condenas entre 15 y 30 años de cárcel porque forzaron otros dos matrimonios: Wilber Cáceres y Esmeralda Flores, condenados a 30 años de prisión; Roberto Álvarez y Franklin López, a 25 años; y María Flores, a 15. Fueron los primeros condenados en El Salvador por forzar bodas. El juicio continúa hoy.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines