Seguridad calcula que necesita cinco años para ganar terreno a pandillas

Ministro de Seguridad afirma que padres y madres de familia han perdido la capacidad de proteger a sus hijos de las pandillas.
Enlace copiado
Seguridad calcula que necesita cinco años para ganar terreno a pandillas

Seguridad calcula que necesita cinco años para ganar terreno a pandillas

Enlace copiado

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, estimó ayer que la recuperación de los territorios ocupados y controlados por las pandillas es un trabajo que puede llevar cinco años o más.

“Lo importante es ir cada año avanzando; la situación es de largo plazo, pero tampoco es que debamos esperar. Puede incluso llevar ese tiempo o más, dependiendo de la aplicación que tengamos ahora. Lo importante es ir avanzando cada año”, dijo el ministro de Seguridad durante la entrevista “República”, de Canal 33.

Ramírez reconoció, por ejemplo, que hay colonias en las que es necesario apagar las luces de los vehículos para poder ingresar por las noches, por el control que imponen las pandillas.

El funcionario señaló que el aspecto clave para dar seguridad a las comunidades controladas por pandilleros es que las familias vuelvan a empoderarse y pierdan el miedo: “Las familias han perdido la capacidad de constituir un factor de protección ante esa amenaza. Padres y madres de familia han perdido la capacidad de proteger a niñez y adolescencia de esta amenaza”, dijo el ministro.

En los últimos días, el funcionario ha celebrado los resultados del Plan El Salvador Seguro (PES) en cuanto a que la intervención de los municipios priorizados ha tenido buenos resultados en la disminución de homicidios.

El Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana lanzó recientemente una tercera fase del PES, en la que añadió 24 municipios a la lista de los territorios priorizados para la intervención represiva y preventiva por parte del Estado, con lo que la lista ya suma un total de 50 municipios.

Según datos oficiales, en los municipios priorizados de las dos primeras fases se ha llegado a bajar hasta un 60 % el índice de homicidios; además, la reducción de homicidios de este año respecto a 2016 es de 27.4 %. Las autoridades esperan que la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes pase de 81 en 2016 a 55 o 60 para final de este año.

Ramírez Landaverde señaló ayer, en respuesta a las voces críticas en contra de su gestión, que “es necesario en este caso de seguridad, que es un tema tan complejo, tendría que haber mas rigurosidad al abordarlo; es muy complejo. Hay que hacer análisis más exhaustivos para dar una opinión más acertada; si no, se queda en una opinión interesada... Cuando se quiere tener una hipótesis de lo que está pasando con los datos de un fin de semana, nos quedamos cortos”, comentó Ramírez Landaverde.

Lee también

Comentarios

Newsletter