Lo más visto

Seguridad, empleo y educación, las claves para el país que viene

Durante el Foro “El País que Viene: conquista de consensos”, los prologuistas de la tercera publicación de esta iniciativa, tres diputados de las tres principales fuerzas políticas del país, coincidieron en las apuestas urgentes para un mejor país.
Enlace copiado
Foro. Nidia Díaz, del FMLN; Margarita Escobar, de ARENA; Guillermo Gallegos, de GANA; y Diego Echegoyén, moderador.

Foro. Nidia Díaz, del FMLN; Margarita Escobar, de ARENA; Guillermo Gallegos, de GANA; y Diego Echegoyén, moderador.

Enlace copiado

¿Qué es lo urgente y qué es lo importante en cuanto a temas claves para El Salvador del futuro? Sin duda, la seguridad pública, el empleo y la educación. Esas tres apuestas fueron las que los diputados Guillermo Gallegos, presidente de la Asamblea Legislativa; Margarita Escobar, de ARENA; y Nidia Díaz, del FMLN, destacaron durante el Foro “El País que Viene: conquista de consensos”, que realizó LA PRENSA GRÁFICA el miércoles recién pasado en el marco del lanzamiento del libro “El País que Viene: horizonte común”, que tendrá lugar en enero próximo.

Para Gallegos, prologuista de esta publicación, que es la tercera de la iniciativa El País que Viene, no puede haber horizonte común sin diálogo y sin entendimiento, pero estos dos tampoco pueden ser posibles si no se resuelven primero tres grandes problemas: seguridad, empleo y educación.

“Creo que nuestro país y las encuestas reconocen el tema de seguridad como el gran reto, el primer esfuerzo, el primer punto de agenda a resolver”.

“La  violencia está golpeando a nuestra población, es un castigo, es un flagelo”.
Guillermo Gallegos, presidente de la Asamblea Legislativa

“Mientras no logremos resolver el problema de violencia, difícilmente vamos a alcanzar mejores niveles de salud, de empleo, de educación. Para mí, es urgente resolver el problema de la violencia y son importantes los otros temas”, anotó el jefe del parlamento.

La diputada Díaz agregó que hay que apostarle a la inclusión social, porque de esa apuesta va a depender la seguridad pública.

“Debemos ser un país productivo, superar las deudas, ser un país con justicia social, basado en la inclusión, eso es fundamental, de eso va a depender la seguridad”.

“El horizonte común lo encontramos a través del diálogo, pero poniendo nuestros propósitos en el centro”.
Nidia Díaz, diputada del FMLN

“Para mí la cuestión es cerrar los ojos y visualizar cómo queremos ver a El Salvador de aquí a un tiempo: un país donde valga la pena vivir, basado en la productividad, empleo, ingresos que permitan el acceso a una canasta básica y que dé la posibilidad de una previsionalidad; hay que superar las deudas; también un país con justicia social, es decir, con salud, educación, medio ambiente, basados en los derechos de las personas”, destacó la legisladora.

Asimismo, hizo énfasis en que el sueño es que los jóvenes salvadoreños encuentren sus oportunidades y su destino, en lugar de irse porque el sistema los obliga a hacerlo.

“Yo no niego el que algunos jóvenes quieran irse a vivir a otro país, está bien, pero que no sea porque el sistema los expulsa”, añadió.

Para esta publicación que es la tercera de la iniciativa El País que Viene, tanto Gallegos como Díaz fueron invitados como prologuistas. A sus planteamientos se unieron los de la diputada Escobar, que fue prologuista de las ediciones anteriores: “El País que Viene: una generación comprometida” (2015) y “El País que Viene: jóvenes en el exterior” (2016).

“La sociedad debe verse liberada de los elementos que constituyen las amenazas permanentes a la vida y a los bienes”.

“La justicia social es parte fundamental de un sistema democrático donde todos tengan lo que necesitan para vivir”.
Margarita Escobar, diputada de ARENA

Escobar explicó que lo importante y a la vez urgente era “definir una carrera a largo plazo para El Salvador”.

Esa misma idea planteó en torno a la búsqueda de consensos a través del diálogo y el entendimiento, como agenda básica para construir un horizonte común, sobre la que se habló durante la primera parte del foro.

“¿Cuál es esa meta de distancia larga para El Salvador con carrera de fondo? La democracia, que es el sustento sobre el cual debe basarse todo el quehacer nacional; la prosperidad de los salvadoreños, como individuos y como sociedad; y la seguridad de la familia salvadoreña”, apuntó.

Para Escobar, hay amenazas a la prosperidad cuando no se reconoce la importancia del sector empresarial y el aporte que dan en el tema del empleo, una herramienta clave para la prosperidad.

La legisladora arenera coincidió con Díaz en la necesidad de una sociedad más justa, porque la justicia social es parte esencial de un sistema democrático en el que todos los salvadoreños tengan en su país lo que necesitan no solo para vivir, sino también para desarrollarse.

Finalmente, también se sumó a las voces de sus dos colegas en cuanto a resolver el tema de la seguridad pública.

“La sociedad debe verse liberada de los elementos que constituyen las amenazas permanentes a la vida y a la protección de los bienes de los salvadoreños”, dijo.

“Llevando la educación al 10 % del PIB, vamos a  lograr transformaciones, de allí se deviene la paz social y el futuro de las generaciones para los próximos 40 años”.

“Pasar del 2 % al 10 % del PIB para educación es una locura, pero es necesario que padres apuesten por sus hijos”.
Diego Echegoyén, coordinador y editor de El País que Viene

Mientras, el presidente legislativo considera el tema de la seguridad pública como una altísima prioridad, precisamente en torno al combate de las maras o pandillas, la diputada Díaz lo plantea en las etapas del combate, la rehabilitación, la reinserción.

“Para mí, este tema debe incluir todos los elementos que conforman un régimen democrático y de libertad respecto del fortalecimiento de la institucionalidad encargada de proteger a los salvadoreños, como la Fiscalía General de la República, la Policía Nacional Civil y la Procuraduría General de la República”, agregó la diputada Escobar.

Cómo desde la Asamblea poder dar el ejemplo

Por otra parte, Gallegos reconoció que los políticos tienen una gran responsabilidad de transmitir el valor del diálogo y del consenso a los jóvenes, quienes están expuestos a las constantes peleas ideológicas en las redes sociales, en las campañas electorales o discusiones en la misma Asamblea.

“Hay una polarización que impera en nuestro país, esto impacta dentro y fuera de la Asamblea Legislativa, pero yo insisto en que depende gran parte de las posturas que adoptemos el que la gente perciba y logre ver que sí se está llegando a acuerdos importantes en la Asamblea Legislativa”, consideró el jefe parlamentario, quien además advirtió sobre el importante papel que están jugando las redes sociales con respecto a influenciar a la juventud.

Lee también

Comentarios