Lo más visto

Seis policías en prisión por cuatro casos de robo y hurto

Dos agentes ya fueron condenados, mientras que los otros cuatro esperan una sentencia. Los casos ocurrieron en Santa Rosa de Lima, Atiquizaya, puerto de La Libertad y San Marcos.
Enlace copiado
Corrupción.  Policías destacados en lugares distintos del país simularon operativos para robar dinero.

Corrupción. Policías destacados en lugares distintos del país simularon operativos para robar dinero.

Seis policías en prisión por cuatro casos de robo y hurto

Seis policías en prisión por cuatro casos de robo y hurto

Seis policías en prisión por cuatro casos de robo y hurto

Seis policías en prisión por cuatro casos de robo y hurto

Seis policías en prisión por cuatro casos de robo y hurto

Seis policías en prisión por cuatro casos de robo y hurto

Enlace copiado
Cuatro agentes y un investigador de la Policía Nacional Civil (PNC), destacados en diferentes delegaciones del país, fueron enviados esta semana a prisión por haber participado en cuatro casos distintos de robo y hurto. Además, otro agente fue condenado a tres años de cárcel por pedir dinero a reos encerrados en bartolinas a cambio de ingresar comida e ilícitos que les llevaban los familiares.

El primer caso ocurrió el 16 de abril del año pasado, cuando el investigador Israel Antonio Martínez Segovia, de 34 años, simuló un operativo policial, junto con otros tres hombres, e ingresó a una vivienda de Santa Rosa de Lima donde se encontraba una pareja de novios. Cuando Martínez los encontró, les ordenó que de inmediato le entregaran todo el dinero que tenían. Pero como el hombre no obedecía, Martínez disparó con un fusil M-16 en dirección de los pies. Tras los disparos, el joven le entregó $300 y un arma calibre 9 milímetros, valorada en $1,400.

Por ese caso, el Juzgado de Sentencia de La Unión condenó ayer a ocho años de prisión al investigador por el delito de robo agravado. Estaba destacado en la Sección de Investigaciones de la subdelegación de Santa Rosa de Lima, en La Unión.

El segundo caso ocurrió el 26 de septiembre del año pasado, cuando los agentes José Santos Mármol Martínez, José Roberto Alemán Monroy y Ricardo Guadalupe Mejicanos llegaron a un negocio del puerto de La Libertad uniformados, con gorros navarone y chalecos antibalas simulando un operativo. Registraron a todos los que estaban en el establecimiento y luego se fueron en motocicletas azules.

Después del registro que hicieron los policías, el dueño del negocio buscó $160 que tenía cerca de la caja registradora y no los encontró, también desaparecieron dos cajetillas de cigarros que estaban sobre el dinero. En ese momento, el dueño del negocio fue a la subdelegación del puerto de La Libertad para denunciar el caso.

Los tres agentes, después de una investigación, fueron detenidos el pasado lunes y ayer fueron enviados a prisión preventiva por el Juzgado de Paz del puerto de La Libertad por el delito de hurto agravado y actos arbitrarios. En la investigación también se determinó que los policías habían abandonado su puesto en Zacatecoluca, La Paz, donde estaban destacados, para cometer el hurto.

En otro caso, ocurrido el 16 de mayo del año pasado, el agente Francisco Antonio Valenzuela Herrera llegó a un centro comercial de Atiquizaya, Ahuahapán, junto con otro hombre, para asaltar el negocio y a los clientes. Utilizando armas de fuego, el agente y su acompañante amenazaron con asesinar al dueño del negocio y a los clientes si no entregaban todo el dinero y las pertenencias.

Uno de los clientes entregó su celular y un arma de fuego calibre 45 milímetros, con un cargador de ocho cartuchos, estimada en un valor de $700.

Cuando el agente y su acompañante salieron del establecimiento, el dueño sacó un arma de fuego y les disparó. El agente logró huir ileso con el dinero y con el arma robada, pero su acompañante murió afuera del establecimiento comercial.

Por el delito de robo agravado, el Juzgado Primero de Paz de Atiquizaya envió al agente a prisión preventiva el pasado lunes.

El cuarto caso ocurrió durante varios meses del año pasado en las bartolinas policiales de la delegación de San Marcos, donde el agente Mario José Piche De León exigía dinero a los que estaban recluidos a cambio de dejarles pasar la comida que los familiares les llevaban, así como celulares, cargadores, chips de teléfonos y otros ilícitos.

El caso fue denunciado por un reo que contó a Asuntos Internos de la Policía que el agente Piche pedía dinero para que le dejara ingresar porciones pequeñas de marihuana.

Por el delito de cohecho propio (pedir dinero), el Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador condenó ayer al agente Piche De León a tres años de prisión, sin goce de ningún beneficio para optar a cumplir la pena fuera de la cárcel.

Tags:

  • corrupcion
  • policia
  • robo
  • armas
  • condenas

Lee también

Comentarios