Señalados en el caso CEL-Enel piden apoyo a Ban Ki-moon

Se declaran “víctimas de acoso con fines políticos” desde la Presidencia y que la Fiscalía manejó el caso con “arbitrariedad”.
Enlace copiado
Enlace copiado
Cuatro de los señalados en el caso CEL-Enel suscriben una carta abierta dirigida al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en la que denuncian retrocesos democráticos por mantener en su contra el proceso penal, a pesar de un acuerdo entre el Estado y la empresa italiana.

“Apelamos respetuosamente a sus buenos oficios para que interceda ante el Gobierno de El Salvador, de tal forma que se honre y profundice el espíritu de los Acuerdos de Paz y se haga justicia”, dice la misiva, publicada en esta edición, y firmada por Miguel Lacayo, Vicente Machado, Tom Hawk, Guillermo Sol Bang y Jorge José Simán.

De acuerdo con los afectados, son “víctimas de acoso con fines políticos” desde enero de 2013, desde la Presidencia de la República.

Señalan que con recursos públicos han sido “difamados, procesados y embargados” por delitos “que no existieron”.

Aseguran que la Fiscalía General de la República ha actuado con “arbitrariedad” y manipuló el caso, al punto que “ha colocado en entredicho la credibilidad del Estado de El Salvador”.

Sostienen que luego del acuerdo que el Estado logró con la empresa italiana Enel, para comprar su participación en LaGeo, se iba a desmontar el proceso penal en su contra, pues la transacción implicaba que no se había realizado delito alguno, ya que se reconocía la legitimidad del acuerdo entre accionistas de junio de 2002.

“De forma arbitraria se ha desvinculado el caso penal del acuerdo logrado, el cual, en su momento, el Gobierno calificó en los medios de comunicación como un ‘acuerdo integral’ que también incluía lo penal”, señala la publicación.

Para los señalados, hay manipulación de la justicia salvadoreña, lo que significa un retroceso en el desarrollo democrático de El Salvador.

Lee también

Comentarios

Newsletter