Lo más visto

Sensibilización sobre el drama del embarazo adolescente

UNFPA presentará documento que destaca el costo social y económico del embarazo adolescente y las uniones tempranas.
Enlace copiado
Sensibilización.  El UNFPA y autoridades de los ministerios de Salud de El Salvador y México participarán en foro sobre desafíos en tema de embarazos adolescentes.

Sensibilización. El UNFPA y autoridades de los ministerios de Salud de El Salvador y México participarán en foro sobre desafíos en tema de embarazos adolescentes.

Enlace copiado
El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en el marco del Día Mundial de la Población, presentará hoy el documento “El costo social del embarazo y las uniones tempranas en niñas y adolescentes”, con el que busca sensibilizar sobre la problemática que afecta el desarrollo integral de niñas y adolescentes en El Salvador.

De acuerdo con datos de 2015, hubo 25,132 jóvenes entre 10 y 19 años que salieron embarazadas. Se seleccionaron 14 historias de las menores de edad que participaron del estudio de maternidades y uniones tempranas, algunas de ellas fueron abusadas sexualmente por sus hermanos mayores, por el padrastro, abuelo o un conocido y en consecuencia quedaron embarazadas, o tuvieron que unirse a una pareja mucho mayor que ellas para escapar del abuso en sus propias familias.

“Es una mezcla lo que tiene ahí, de uniones tempranas de alguna manera forzadas, algunas de ellas situaciones de violencia sexual; pero en cualquiera de los casos, de acuerdo a la tipificación del Código Penal, constituyen delito sexual”, dijo Hugo González, representante del UNFPA en el país.

Un estudio señala que el 65.2 % de las niñas entre 10 y 12 años embarazadas tuvieron una pareja de cuatro a 10 años mayor que ellas, el 18 % tuvo una pareja que era 10 años mayor. Entre las de 15 a 17 años, el 35 % tuvo una pareja de cuatro a 10 años mayor y el 11 % una 10 años mayor que ellas.

La ley señala como delito que un adulto tenga relaciones sexuales con una persona menor de edad, pero hay una contradicción legal porque tienden a unirse con base a que el Código de Familia permite el matrimonio con el consentimiento de los padres de la niña. “Pero lo que realmente está pasando es que pasan de ser personas que cometieron un delito de violación, es decir, son violadores, a ser maridos y esposos”, dijo González.

En esta situación también existe un factor cultural que tiende a normalizar estos casos, e inclusive, de culpar a la menor de edad de su embarazo. A lo que González llama “un escotoma cultural”, que es una visión parcializada o elegir lo que quiere ver.

“Pero si el sistema de justicia en el país es laxo para determinada situación, incluyendo esta, obviamente la sociedad comienza a leer que si no es punible, entones es permitido”, sostuvo.

El embarazo y las uniones tempranas también genera que la niña o adolescente abandone la escuela, lo que limita las oportundades de encontrar un buen empleo y tener mejores ingresos, ya que también asume la responsabilidad de un hijo o hija.

Apenas el 3 % de las adolescentes que tuvieron un embarazo antes de los 19 años de edad lograron estudios universitarios, mientras que las que postergaron el embarazo a partir de los 24 años, el 30 % alcanzaron ese nivel académico.

El documento agrega que el Estado deja de percibir importantes ingresos en recaudación tributaria, ya que el grupo que tuvo embarazo a partir de los 24 años, durante su vida económicamente activa, generaría $400 millones, pero al tener un embarazo antes de los 19 años, el ingreso tributario es de $160 millones en 40 años de vida productiva.

Tags:

  • UNFPA
  • embarazo adolescente
  • abuso sexual
  • niñas

Lee también

Comentarios