Separan de su cargo a director de penal Barrios por ilícitos en cárcel

Autoridades dijeron que la investigación incluye a todos los custodios del penal por ingreso de armas y más de $18,000 encontrados en el interior.
Enlace copiado
Enlace copiado
Juan José Ramírez Montano, director del centro penal de Ciudad Barrios, fue separado ayer de su cargo tras la exhaustiva requisa que la Fiscalía General de la República (FGR) coordinó con la Policía Nacional Civil (PNC) después de que explotó una granada en el interior del recinto penitenciario el pasado 24 de marzo. Además, todos los custodios del penal también fueron separados para investigar quiénes podrían estar involucrados en el ingreso de grandes cantidades de dinero, de armas y de celulares que tenían escondidos los reclusos.

“Esta requisa comenzó después de la explosión de la granada, que obligó a que se interviniera todo el penal, ya que anteriormente veníamos haciendo requisas por sectores. En esta requisa general se han encontrado grandes cantidades de dinero, armas y otros ilícitos, por lo que se tuvo que separar al director de ese penal y a los custodios para ser investigados. Los custodios pasarán por pruebas de polígrafo y todos, incluido el director, enfrentarán un proceso de investigación”, dijo el ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde.

Durante la requisa, que duró más de cinco días, las autoridades encontraron, primero, $12,640 en efectivo y luego otros $6,174, con los que sumaron más de $18,000, que estaban escondidos en varios sectores del penal: $2,132 se encontraban escondidos en el sector 3 de la planta baja y en el sector de la panadería encontraron otros $450.

El resto de dinero fue encontrado en varias partes del sector del gimnasio y salón de usos múltiples, según dijo Carlos Reyes Cornejo, jefe de la subdelegación policial de Ciudad Barrios.

Gran parte del efectivo estaba escondido en paredes, bolsas de harina, cocina y servicios sanitarios. La policía detalló que incautó 99 facturas de compras y otras 11 en concepto de paquetes. También encontraron 22 mensajes escritos por pandilleros, en los cuales daban órdenes a colaboradores de sus estructuras de extorsión y distribución de droga.

Entre las cuatro armas incautadas en esa cárcel, la policía señaló que una calibre 9 milímetros estaba asignada a un agente que fue asesinado, pero no brindó detalles sobre el caso.

“Vamos a continuar hasta dejar limpio. No vamos a descansar. Es increíble todo lo que se sigue encontrando. No sabemos cómo es que estos pandilleros tenían un arma de un agente asesinado”, dijo un oficial de la Policía.

Las autoridades también decomisaron 69 rollos de alambre de cobre, 30 cables modificados para cargar celulares y 18 rollos de alambre.

La Policía, asimismo, informó que según las investigaciones preliminares, la granada no fue lanzada por la parte externa del penal, como se manejó al inicio. De acuerdo con investigadores, unos reos que se encontraban en el sector 3 se salieron de sus celdas y tiraron la granada.

El ministro aseguró que la mayoría de los ilícitos encontrados ingresaron hace más de un año, cuando las medidas extraordinarias aún no habían sido implementadas. La razón por la que no habían sido encontrados, dijo, es porque probablemente se fugaba información de que se realizaría requisa en algún sector y eran escondidos en otros sectores.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter