Lo más visto

Sepultan a hermanos muertos en incendio

La desgracia ocurrió el domingo en San Marcos Lempa, tras una falla en la cocina de la vivienda.
Enlace copiado
Sepultan a hermanos muertos en incendio

Sepultan a hermanos muertos en incendio

Enlace copiado
“El único que no se equivoca es Dios”. Esas fueron las palabras del abuelo paterno de los hermanos Edward Gustavo, de tres años, e Irma Dalila, de un año y medio, en referencia a la captura de la madre de ambos por supuesta negligencia tras dejarlos solos el domingo pasado por la tarde. Los menores murieron minutos después de que su madre los dejó solos, cuando se incendió su vivienda, hecha de láminas y bahareque.

Los niños fueron sepultados ayer por la mañana en el cementerio general del cantón San Marcos Lempa, en Usulután, a pocos metros de donde murieron, ya que no pudieron ser rescatados porque la madre, identificada como Verónica Lisette Jiménez, de 18 años, habría dejado las puertas con candado, por lo que está siendo acusada por el delito de homicidio culposo.

El reporte de las autoridades, incluida la Policía, indica que posiblemente la madre había dejado la cocina encendida, lo que provocó que se propagara el fuego debido a los materiales de que estaba construida la casa.

La madre recibió una llamada telefónica, por lo que salió de la vivienda por unos minutos. El padre de los menores estaba trabajando recolectando arena cerca de la casa.

“El tambo de gas tenía tres días de no tener gas, y si hubiera sido un fósforo, hubiera sido travesura de ellos; sin embargo, no dejamos de tener ciertas dudas de que hubo algo, que no haya sido la cocina, como han dicho, ya que en cuestión de 5 minutos fue que se destruyó la casa”, indicó el abuelo, quien pidió no ser identificado.

La despedida de los menores comenzó con una vigilia en la Iglesia Profética la Ciudad de Sión, a la que familiares de los niños asistían. Posteriormente partió el carro fúnebre hacia el cementerio, donde el dolor, la tristeza, resignación e impotencia fueron parte de los sentimientos que demostraban los asistentes al entierro.

“Nunca había pasado una desgracia de estas. Todo se lo dejamos a Dios, que es el que sabe lo que hace. Sentimos mucho dolor por la muerte de los pequeños. Es lamentable”, comentó Samuel Bonilla, asistente al entierro.

Los menores fueron sepultados en una sola fosa y antes despedidos con oraciones, cánticos, muchas lágrimas y angustia de sus familiares y amigos.

Tags:

  • Usulután
  • San Marcos Lempa
  • entierro
  • hermanos

Lee también

Comentarios