Lo más visto

Más de El Salvador

Sepultan a policía e hijo asesinados

Al menos cuatro muertes violentas se registraron en diferentes departamentos
Enlace copiado
Sepultan a policía e hijo asesinados

Sepultan a policía e hijo asesinados

Sepultan a policía e hijo asesinados

Sepultan a policía e hijo asesinados

Sepultan a policía e hijo asesinados

Sepultan a policía e hijo asesinados

Sepultan a policía e hijo asesinados

Sepultan a policía e hijo asesinados

Sepultan a policía e hijo asesinados

Sepultan a policía e hijo asesinados

Enlace copiado
Los cadáveres de Edenilson Antonio Aguilar Véliz, de 45 años, agente de la Policía Nacional Civil (PNC), y su hijo de 17 años, asesinados el lunes anterior en La Campanera (Soyapango), fueron sepultados ayer por la tarde en el cementerio municipal de la ciudad de Ahuachapán. Ambos cortejos fúnebres fueron acompañados por familiares y amigos, además de compañeros del agente del puesto de Quezaltepeque, en La Libertad, donde estaba destacado.

Al sepelio también asistieron autoridades policiales, entre ellos la jefa de la región occidental, Alicia Orbelina Méndez Benítez; el subinspector Mario Pastora, jefe del puesto policial de Quezaltepeque; y el comisionado Juan Mauricio Amaya Alfaro, subdirector de Seguridad Pública.

Pastora mencionó que Aguilar era de un espíritu servicial, además de siempre acatar las ordenes de trabajo que recibía.

El subdirector de Seguridad Pública calificó como “un ataque cobarde” la manera en que fue asesinado el agente policial. Asimismo, lamentó que su hijo también fuera la otra víctima.

“Estamos siendo atacados cobardemente por fuerzas del mal, ellos se están aprovechando de los descuidos que tenemos porque también queremos llevar una vida normal. Pero estas acciones cobardes no van a conseguir que bajemos la lucha contra este tipo de fuerzas”, afirmó Amaya Alfaro.

En tanto, Óscar Zelaya Lemus, de 19 años, identificado por la PNC como supuesto pandillero, murió durante un enfrentamiento con tres agentes que patrullaban a pie en la colonia Los Filtros, en el puerto de La Libertad.

Mientras que en Huizúcar se registraron dos escenas: un vigilante fue asesinado en su vivienda ubicada en la calle a Huizúcar, en las inmediaciones del desvío hacia Nuevo Cuscatlán; y dos pandilleros murieron en una balacera en finca La Loma, cantón El Jobo.

Tags:

  • ahuachapán
  • entierro

Lee también

Comentarios