Lo más visto

Más de El Salvador

Será procesado por depredación de fauna protegida

Le decomisaron un tepezcuintle que tenía señales de haber sido cazado con arma de fuego.

Enlace copiado
Sancionado por Código Penal.  Los camarones y cangrejos decomisados fueron extraídos del Área Natural Protegida El Imposible.

Sancionado por Código Penal. Los camarones y cangrejos decomisados fueron extraídos del Área Natural Protegida El Imposible.

Enlace copiado

La Unidad de Delitos contra el Medio Ambiente y Salud de la Fiscalía General de la República (FGR) presentó en el Juzgado de Paz de San Francisco Menéndez, Ahuachapán, la acusación por el delito de depredación de fauna protegida en contra de Jeremías Bladimir Mendoza Moya, de 19 años.

De acuerdo con la información fiscal, el imputado fue capturado el sábado anterior en horas de la tarde, en la calle principal del caserío El Refugio, del cantón San Benito, cuando regresaba de un área natural protegida y transportaba un tepezcuintle muerto en un saco de nailon.

El animal se encuentra en la lista de especies amenazadas o en peligro de extinción, de acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

Además, al imputado se le encontraron varias bolsas de plástico que contenían camarones y cangrejos extraídos del Área Natural Protegida El Imposible. La fiscalía no detalló el peso ni valor comercial de lo decomisado.

Los agentes de Medio Ambiente explicaron que se sospecha que Mendoza es parte de un grupo que se dedica a la caza furtiva en el área natural.

"Los agentes policiales vieron que un grupo de personas se encontraba en el área natural protegida y le dieron seguimiento, logrando la captura de uno de ellos, que tenía en su poder un saco donde estaba el tepezcuintle muerto a balazos", relató uno de los agentes de la PNC, y añadió que se sospecha que la mayoría de este tipo de animales es comercializado entre los habitantes de la zona.

Agregó que estas acciones están contempladas como delito en el artículo 261 del Código Penal, que prohíbe este tipo de prácticas.

"El que cazare o pescare especies amenazadas, impedir su reproducción, incluye fauna silvestre, o comerciare con las mismas, tendrá una sanción de tres a cinco años, esta se aumentará en un tercio del máximo, en el caso de tratarse de especies en peligro de extinción", manifestó el agente policial al citar el mencionado artículo del Código Penal.

Añadió que por el momento Mendoza Moya se encuentra detenido en las bartolinas de la subdelegación de Cara Sucia, a la espera de que se realice la audiencia inicial en su contra en el tribunal de Paz.

Tags:

Lee también

Comentarios