Lo más visto

Séxtuple homicio en Usulután

Las víctimas eran miembros de una familia. Autoridades atribuyen el hecho a grupo de exterminio. Hubo Más de 30 homicidios en 48 horas.

Enlace copiado
Séxtuple homicio en Usulután

Séxtuple homicio en Usulután

Enlace copiado

El viernes pasado a las 10:50 de la noche, un grupo de más de cinco hombres con vestimentas oscuras parecidas a las de policías y militares llegó simulando un operativo de seguridad en dos viviendas del caserío Jocomontique, del cantón La Correa, municipio de Nueva Granada, en Usulután. Tomó a seis personas, se las llevó y estas aparecieron muertas en otro lugar.

En cada una de las viviendas no preguntaron por nadie, solo seleccionaron a las víctimas y a las demás personas les exigieron que se acostaran, según el relato de quienes presenciaron el hecho que duró aproximadamente 5 minutos.

“Llegaron tocando la puerta y diciendo que eran de la Policía de Estanzuelas. A mí me tiraron al suelo y solo los seleccionaron y se los llevaron. Uno de ellos dijo que mañana (sábado) le llevaran ropa a Usulután porque para allá iban ellos”, fue el relato de un testigo que obtuvo LA PRENSA GRÁFICA.

En una de las casas vivía José Luis Gaitán Pineda, de 36 años, y su esposa, Zulma Yamileth Arias de Gaitán, de 28 años, a quienes se llevaron. Ahí estaban también un adulto y dos menores de edad.

En la otra vivienda residían José Ignacio Arias Arias, de 24 años, y Mauricio Antonio Rivas, de 21, hermanos de Zulma. Asimismo, Julio Adalberto Arias Ayala, de 17 años, quien era primo de los otros asesinados, y Nicanor Arias, de 36, tío del grupo familiar. Se llevaron a los cuatro. En esa casa, tres adultos y un menor no fueron atacados por los delincuentes.

Un testigo indicó que en esa vivienda los asesinos se llevaron $1,450 en efectivo que tenían guardados en una caja, además de 30 cartas de venta de ganado.

Los cadáveres de los seis privados de libertad fueron encontrados ayer por la mañana en la calle principal del caserío Los Saravias, del cantón El Jocotillo, municipio de Mercedes Umaña, que ya contabiliza 18 asesinatos este año.

Un oficial de la PNC comentó que los seis cadáveres estaban juntos, boca abajo, atados de manos, y a un costado de la calle, algunos de ellos en ropa interior. En el lugar encontraron evidencias de escopeta 12 milímetros y de arma corta 5.56 mm, por lo que la policía asegura que fueron asesinados en el lugar, el cual está ubicado aproximadamente a 20 minutos en vehículo del sector donde los secuestraron.

El oficial indicó que tienen información que tres de las seis víctimas supuestamente eran pandilleros, pero familiares dicen que eran agricultores.

El ministro de Seguridad, Mauricio Landaverde, aseguró: “Por la forma de operar, por las características del caso, pudiésemos estar ante un grupo como otros que han sido investigados y capturados en el país que tienen como objeto dar muerte a supuestos miembros de grupos criminales, pudiéramos estar ante un grupo de esta naturaleza”.

familiares de las víctimas, sin embargo, insistieron en que sus parientes eran agricultores y que uno de ellos estudiaba en un instituto de Estanzuelas.

Hace menos de un mes, a pocos kilómetros del lugar y en la carretera Panamericana, unos esposos fueron encontrados en similar situación, lo que despierta sospechas de autoría.

“En esa ocasión también estaban atados de las manos y la misma forma de ejecución” , dijo un policía que custodiaba la escena.

Al cierre de esta nota las autoridades policiales registraron 17 homicidios en todo el país. El viernes pasado la PNC reportó 13 asesinatos.

El número de homicidios diarios ha vuelto a acercarse al promedio que el país tenía antes del repunte de septiembre. Entre el 20 y el 30 del mes pasado fueron asesinadas más de 250 personas en el país.

El inicio del repunte coincidió con la implementación de una nueva estrategia de seguridad. Las cifras de homicidios iniciaron a descender luego del ingreso de una camioneta con placas Nacionales con personas que no se permitió que se identificaran al centro penal de máxima seguridad de Zacatecoluca, donde se encuentran los líderes de las principales pandillas.

Lee también

Comentarios