Lo más visto

Más de El Salvador

“Si estudian periodismo para hacerse famosos, ¡se equivocaron!”

Decidieron emprender el camino que les permitiera realizar sus sueños. Sabían que no sería fácil comenzar de nuevo en otro país, pero estos seis talentosos salvadoreños han superado los obstáculos.
Enlace copiado
Reportajes especiales.  El periodista salvadoreño Juan José Méndez es corresponsal de la cadena Telemundo Network y también del espacio informativo “Al rojo vivo con María Celeste”.

Reportajes especiales. El periodista salvadoreño Juan José Méndez es corresponsal de la cadena Telemundo Network y también del espacio informativo “Al rojo vivo con María Celeste”.

“Si estudian periodismo para hacerse famosos,  ¡se equivocaron!”

“Si estudian periodismo para hacerse famosos, ¡se equivocaron!”

Enlace copiado
“Cuando vine a Estados Unidos, comencé a laborar en una compañía en que trabajan piezas de pintura de avión, y cuando no había mucho trabajo tocaba lavar hasta los baños, y yo decía: ‘¿Qué hago aquí lavando baños? Mejor me regreso a mi país’”. Así recuerda Juan José Méndez la experiencia que le dio fuerzas para no desistir de querer alcanzar sus sueños.

Ahora, 12 años después, su nombre es reconocido por ser uno de los corresponsales de la cadena de habla hispana Telemundo Network y de “Al rojo vivo con María Celeste”.

Méndez se desempeñó durante cuatro años como reportero de un noticiero en El Salvador, pero sus ganas de querer enfrentar nuevos retos lo llevaron a tomar la decisión de emprender el viaje hacia EUA.

Al igual que él, el periodista Gesell Tobías también decidió emigrar, pero reconoce que nada le fue fácil: desde el idioma hasta aprender a ganarse la vida por la falta de oportunidades: “En mi país tenía mi trabajo, mi familia. Yo llegaba a casa y siempre había comida. Aquí todo cambió, nadie me esperaba con frijoles. Trabajé como mesero, lavaba platos, después como repartidor de material de fontanería. Luego me fui a un ‘call center’”.

En El Salvador, él trabajó en prensa escrita en el área de deportes, además de figurar en programas juveniles en la televisión nacional. Pero fue hasta 2008 cuando se le presentó la oportunidad de ingresar al equipo de noticias “La voz de América” (VOA), en Washington.

“Duele dejar a tu familia”

Desde que comenzó sus estudios universitarios, Rosy Figueroa buscaba proyectar la cultura salvadoreña. Empezó a trabajar en periódicos cristianos y revistas enfocadas al tema cultural, pero en 2004 tuvo que dejar su país. Se trasladó a Italia, donde se enfrentó a diversos retos: desde aprender un nuevo idioma hasta trabajar ad honorem en revistas, mientras laboraba en otras áreas ajenas al periodismo. Pronto las oportunidades comenzaron a llegar. Ha logrado trabajar en importantes revistas culturales en español distribuidas en Italia.

“Uno solo dice ‘me voy del país’, pero la verdad es que no sabemos a lo que venimos”.

Otra periodista salvadoreña que dejó su país es Sandra Bonilla, quien era presentadora de un noticiero local. En 2009 hizo sus maletas y emprendió el viaje hacia Estados Unidos. “Toqué puertas y no fue nada fácil. Seguí intentando hasta que un año después entré a los medios”.

Bonilla asegura que uno de los retos es superar los obstáculos. En la actualidad, es periodista del noticiero “Telemundo 52”, donde informa las noticias de última hora.

Otro salvadoreño que figura en esa cadena de noticias es Balbino Avilés, un rostro que apareció durante años en las pantallas de los salvadoreños.

“En 2004 me tocó dejar mi país en busca de mejores oportunidades. Le pedí a Dios una señal porque yo no tenía trabajo; venía con las manos vacías y una maleta llena de sueños. Lloré cuando iba con mi hijo rumbo a EUA, tuve que tocar muchas puertas porque el camino no ha sido fácil, me tocó vender publicidad antes de lograr un espacio en la prensa extranjera”.

Balbino también es reportero de noticias de última hora, trabajo que asegura hacer con pasión y entrega.

En diciembre de 2013 Marlon Sorto llegó a Austin, Texas, para reunirse con su familia. “Al principio fue muy duro, más por lo abrumadora que era mi situación. En el trabajo, el entorno bilingüe es desgastante al principio”. Sorto reconoce que tampoco tuvo fácil el camino para destacar en los medios de comunicación. Pero no bajó la guardia y siguió en busca de lograr sus sueños. Actualmente es reportero de los periódicos Austin American-Statesman y ¡Ahora Sí!

Lee también

Comentarios