Sigfrido Reyes ahora es “embajador en misión especial” y recibe fuero

Es investigado en la CSJ por enriquecimiento ilícito y el nuevo cargo le da inmunidad. Nombramiento fue hecho ya que como presidente de PROESA no tenía suficiente “nivel de interlocución”.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Órgano Ejecutivo, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, nombró al expresidente de la Asamblea Legislativa Sigfrido Reyes como “Embajador en Misión Especial para la promoción de las exportaciones e inversiones de El Salvador”.

Sin embargo, Reyes dirige el Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA), con la misma finalidad que su nuevo nombramiento.

Según un comunicado distribuido por PROESA, Reyes no tenía las atribuciones suficientes para establecer los vínculos necesarios con actores internacionales que conllevaran a un cumplimiento de los objetivos de la institución.

Según el comunicado, Reyes dijo: “Este nombramiento permitirá a PROESA generar con más facilidad las relaciones de comunicación y los vínculos necesarios con diversos actores internacionales que son cruciales para la promoción de las exportaciones y la atracción de inversiones a nuestro territorio”.

No obstante, al convertirse en embajador, pasa a ser parte del Cuerpo Diplomático que representa al país y por ende comienza a gozar de inmunidad, así está establecido en el artículo 236 de la Constitución de la República de El Salvador, el cual contiene a los funcionarios protegidos por el fuero y el mecanismo para levantarlo en caso de cometer un delito.

“El Presidente y Vice-Presidente de la República, los Diputados, los Designados a la Presidencia, los Ministros y Viceministros de Estado, el Presidente y Magistrados de la Corte Suprema de Justicia y de las Cámaras de Segunda Instancia, el Presidente y Magistrados de la Corte de Cuentas de la República, el Fiscal General de la República, el Procurador General de la República, el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, el Presidente y Magistrados del Tribunal Supremo Electoral, y los representantes diplomáticos, responderán ante la Asamblea Legislativa por los delitos oficiales y comunes que cometan”, señala la Constitución de la República.

En diciembre pasado, después de seis meses de debate, la Asamblea Legislativa le retiró el fuero a José Atilio Benítez, quien se desempeñaba como embajador ante Alemania, para que enfrentara una acusación por irregularidades con armas del Ejército cuando se desempeñó como ministro de la Defensa.

Los terrenos del IPSFA

Al terminar su período como diputado, Reyes presentó su informe de bienes a Probidad, en este se registró un incremento patrimonial de 218.6 %. El exdiputado entró con un patrimonio valorado en $327,990 y abandonó la Asamblea con unos $1.04 millones.

Pero la Sección de Probidad también analiza las cuentas bancarias, propiedades, vehículos y otros bienes que pertenezcan a los funcionarios. Esto fue lo que encendió las alarmas de los magistrados, ya que Terrenos e Inversiones (TERREIN), de la cual Reyes es dueño del 50 %, compró lotes en Nuevo Cuscatlán al Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA) por un valor de $440,544 y no reportó la compra en su declaración patrimonial.

Sumado a eso, Reyes pagó la vara cuadra a $120, cuando el IPSFA la promocionaba a $165.

En ese mismo proyecto, Alba Petróleos, controlada por dirigentes del FMLN, como José Luis Merino, entregó un crédito a otra sociedad relacionada, Inversiones Valiosas (INVERVAL), para que comprara lotes. INVERVAL tiene como administrador único a Mauricio Cortez Avelar, también relacionado con Alba Petróleos.

El blindaje de Merino

El nombramiento de Reyes en el Ministerio de Relaciones Exteriores, mismo que le otorga inmunidad, no es el primero.

En octubre, el presidente Salvador Sánchez Cerén nombró a José Luis Merino como viceministro de Inversión.

Ese puesto también goza de inmunidad y de ser acusado de algún delito, su caso primero sería ventilado en la Asamblea Legislativa y sería en esta donde se decidiría si se le retira el fuero.

Funcionarios de Estados Unidos han criticado que se mantenga a Merino en ese puesto.

“Tenemos a la mano derecha del presidente de El Salvador, José Luis Merino. Este tipo es un lavador de dinero de primera clase, proveedor de armas para las FARC, y lavador de dinero para las FARC y Venezuela, ¿por qué este tipo no está siendo sancionado?”, declaró el senador Marcos Rubio en julio pasado.

Lee también

Comentarios

Newsletter