Siguen fallas en simulacro de elecciones

Críticas sobre las pruebas de escrutinio continúan. Materiales no llegaron a los centros de votación de forma completa y a tiempo. TSE procesó 65,000 actas de 125,000 que había programado recibir.
Enlace copiado
Reconocen inconvenientes.  Los magistrados del TSE reconocieron ayer que hubo errores durante el simulacro de elecciones desarrollado el domingo pasado.

Reconocen inconvenientes. Los magistrados del TSE reconocieron ayer que hubo errores durante el simulacro de elecciones desarrollado el domingo pasado.

Siguen fallas en simulacro de elecciones

Siguen fallas en simulacro de elecciones

Enlace copiado
En el simulacro de transmisión de resultados que fue programado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) el domingo pasado continuaron los problemas logísticos y de red, que ya habían ocurrido en la primera prueba y que no pudieron ser subsanados.

Según la agenda de desarrollo del simulacro, los equipos técnicos, partidos políticos, miembros del TSE y Policía Nacional Civil (PNC) fueron convocados a las 7 de la mañana en los 1,595 centros de votación. Pero los materiales para realizar la transmisión de resultados no habían llegado a algunos lugares, como La Libertad y San Salvador, cerca de las 5 de la tarde.

El primer vocal de la Junta Electoral Departamental (JED) de La Libertad, Rafael Umanzor, comentó que en varios centros de votación del municipio de Antiguo Cuscatlán, en donde él estuvo presente, los equipos de transmisión no llegaron desde temprano como estaba estipulado, no así el recurso humano, que llegó desde la mañana a los centros de votación.

Por su parte, el candidato a diputado por ARENA Jorge Santacruz relató su propia experiencia: “Estuve en tres centros de votación del distrito 5 de San Salvador. Nuestra gente estaba desde antes de las 8 de la mañana tal cual había sido la indicación del TSE. Se han retirado a las 10:30 de la noche y el material nunca llegó a estos centros de votación”.

Santacruz detalló que el equipo de transmisión consiste en un escáner, una computadora portátil, un teléfono celular y una memoria USB para que se hiciera la prueba de transmisión de las actas. Ese material fue el que nunca llegó.

De acuerdo con los técnicos de transporte, la problemática no ocurrió porque los vehículos no llegaron o sufrieron desperfectos mecánicos, sino más bien porque la imprenta encargada de suministrar las actas de prueba no las entregó a tiempo.

El magistrado Ulises Rivas reconoció, tres días antes del simulacro, que había problemas con la entrega de las actas de prueba; no obstante, explicó que la empresa encargada se había comprometido a entregarlas a tiempo.

La transmisión de resultados y el proceso logístico fue fiscalizado por la Junta de Vigilancia Electoral (JVE). De acuerdo con Selim Alabí, director de la JVE, aunque en algunos departamentos los materiales sí llegaron, los centros de votación ya estaban cerrados. En otros centros llegaron, pero estaban incompletos. O no llegaron.

“No se entregó equipo de transmisión en 304 centros de votación: 250 por no estar disponibles las copias de los folios del escrutinio y cierre y 54 por diversas razones”, estableció el informe de la JVE, que fue entregado ayer a los cinco magistrados del TSE.

El informe de la JVE también reportó que existe vulnerabilidad en el sistema de red (internet), debido a que era probable que con una red IP pudieran estar conectadas varias computadoras y como consecuencia generar redundancia en la información procesada.

“Para todo esto hay solución, pero depende de que los magistrados actúen en el tiempo responsablemente y ellos sean la solución del problema y no sean parte”, acotó Alabí.

Según el reporte de la Junta de Vigilancia Electoral, el simulacro fue efectivo en solo 25 %.

Otro simulacro

El presidente de ARENA, Jorge Velado, consideró ayer que el simulacro fue un “fracaso” y exigió que el TSE realice una nueva prueba que permita completar todo el proceso de escrutinio y presentación de resultados para tener credibilidad.

Sin embargo, el magistrado Fernando Arguello Téllez argumentó que no puede ser posible una prueba similar. “Escrutinio como tal no podemos hacerlo, porque eso implica cerrar centros educativos. Lo que vamos a hacer es seguir haciendo pruebas pequeñas”, dijo.

Velado pidió también que los equipos de transmisión y los paquetes electorales deben de ser llevados a los centros de votación un día antes y también que exista una empresa que certifique la red (internet) para evitar vulnerabilidad. Además, que los centros de votación tengan condiciones adecuadas para las elecciones.

Ante ello, los magistrados, en conferencia de prensa, reconocieron anoche que hubo fallas y que ya habían sido señaladas.

No obstante argumentaron que los paquetes electorales serán llevados a los centros de votación durante el viernes, dos días antes de la elección.

Además, explicaron que recibieron 65,000 actas de los centros de votación que pudieron transmitir, en su mayoría de 13 departamentos, menos San Salvador, que pudieron ser procesadas. Aunque esperaban 125,000 actas.

Los magistrados reconocieron que hubo problemas de saturación del sistema y que este dejó de funcionar varias horas. Agregaron que, luego de realizar ajustes, finalizaron el escrutinio con los equipos que fueron entregados.

El TSE volvió a prometer que los errores serán subsanados para que el día de las elecciones todo se desarrolle con normalidad.


 

Tags:

  • simulacro tse
  • elecciones 2015

Lee también

Comentarios

Newsletter