Sin atenderse afectación por mina San Sebastián

La ejecución de un proyecto de agua potable se plantea como la prioridad para los afectados, ya que las fuentes naturales están contaminadas.
Enlace copiado
Verificación.  Representantes de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y de organizaciones ambientalistas visitaron la zona de la mina San Sebastián y constataron que el Estado no ha retomado las recomendaciones.

Verificación. Representantes de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y de organizaciones ambientalistas visitaron la zona de la mina San Sebastián y constataron que el Estado no ha retomado las recomendaciones.

Sin atenderse afectación por mina San Sebastián

Sin atenderse afectación por mina San Sebastián

Enlace copiado
El impacto ambiental negativo que dejó la mina San Sebastián en Santa Rosa de Lima (La Unión) sigue latente en la comunidad, a pesar de que en 2016 la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) emitió un informe en el cual se hacían recomendaciones para que el Estado pudiera atender las necesidades de las familias a raíz de los daños dejados por las empresas que hicieron la explotación. 

La PDDH y otras organizaciones ambientalistas, como CRIPDE y CEICOM, que han acompañado a la comunidad, coincidieron al señalar durante una visita a la zona que las recomendaciones para comenzar a resarcir el daño aún no han sido tomadas en cuenta, a pesar de que algunos de esos planteamientos son de mucha importancia para la comunidad. 

“Hace más de un año dijimos que la contaminación del agua era grave. La comunidad no tiene acceso al agua y las fuentes naturales que tienen están contaminadas y no puede hacerse uso”, afirmó Milagro Guevara, procuradora adjunta de Medio Ambiente de la PDDH. 

La comunidad lamentó que hasta el momento no se haya tomado en serio la problemática por parte de las instituciones estatales y demanda que la principal recomendación a la que se debe dar respuesta es ejecutar un proyecto de agua potable. 

“Aquí nosotros vivimos con la misma situación y con los mismos problemas y las recomendaciones no se han tomado en cuenta. Puede ser que quienes lideran las instituciones no tienen corazón humano y por eso no nos ayudan”, consideró Vicente Hernández, un habitante. 

Entre las recomendaciones de la PDDH también está el cierre definitivo de la mina, debido a que sigue siendo explotada de manera artesanal. Tampoco se han creado otras fuentes de ingreso para las familias. 

Hasta el momento la única respuesta que ha obtenido la PDDH sobre el cumplimiento de las recomendaciones es que en septiembre y octubre de 2016 el Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Salud tomaron muestras del agua y de sangre de los residentes.

Según representantes de las organizaciones ambientalistas, el retraso del cumplimiento a las recomendaciones sigue agravando el problema socioambiental. “No hay interés en resolver este problema de salud pública. Lo único concreto ha sido el retiro de cianuro que había en la mina, pero de ahí no hay nada”, señaló Remberto Nolasco, del Centro de Investigación sobre Inversión y Comercio (CEICOM).

Tags:

  • La Unión
  • Santa Rosa de Lima
  • mina
  • recomendaciones

Lee también

Comentarios

Newsletter