Lo más visto

Más de El Salvador

Sin combates de los soldados, mejor

Falta poco para cumplir dos siglos desde que El Salvador sembró la semilla de su República.
Enlace copiado
Sin combates de los soldados, mejor

Sin combates de los soldados, mejor

Sin combates de los soldados, mejor

Sin combates de los soldados, mejor

Sin combates de los soldados, mejor

Sin combates de los soldados, mejor

Enlace copiado
El público, dentro y fuera del estadio, estuvo atento a las presentaciones de los estudiantes con sus bandas y artistas. Uno de los cambios que percibieron los asistentes fue que, en esta ocasión, los militares no incluyeron acciones de combate en su presentación.

Cerca de 20,000 personas estuvieron ayer en el estadio “Mágico” González, para observar los actos que celebran 195 años de independencia en cuatro naciones de Centroamérica, incluido El Salvador. La lluvia llegó como en cualquier otro septiembre, pero eso no le bajó los ánimos a nadie. Son 195 años desde que Centroamérica hizo pública y oficial su separación de la monarquía española, para convertirse en una federación (de corta vida). Su primer presidente fue un salvadoreño, el prócer Manuel Arce.

Durante la ofrenda floral en la Plaza Libertad, el presidente Salvador Sánchez llamó en repetidas ocasiones a unir esfuerzos por el país. “Si algo nos han enseñado los momentos más difíciles de nuestra historia es que no debemos volver al pasado para la venganza y el resentimiento”, dijo Sánchez. El mandatario agregó que los retos inmediatos del país son “la ampliación de oportunidades de empleo digno, la profundización de los programas sociales y la urgente necesidad de un pacto fiscal. Para resolverlos es indispensable un acuerdo de las distintas fuerzas”.

Después llegó la hora de los desfiles. Los equipos salieron a recorrer la 49.ª avenida sur desde las 8 de la mañana, hasta llegar al estadio. Sofía Mendoza, de 10 años, dijo que su actividad favorita fueron las cachiporristas y las bandas de música. Los jóvenes, en especial los del colegio Jerusalén (en San Bartolo, Ilopango) incluyeron canciones modernas en su repertorio con percusión, vientos metal y xilófono. Los que llegaron representando a los programas gubernamentales dedicados a la juventud llevaron batucada y un ángel de la libertad viviente.

Se estima que fueron 25 centros escolares los que participaron en el evento. Aquí estaban las bandas que son de las más esperadas, como el INFRAMEN y sus combinaciones de blanco, rojo y negro; el Albert Camus y el Liceo Cristiano Reverendo Juan Bueno, que llevó banderas con versículos bíblicos.

Pero el público estalló en aplauso durante las maniobras del Ejército, que preparó un acto con 2,170 soldados. Como es costumbre, desfilaron todas las unidades con su equipo. El furor llegó con las operaciones simuladas de rescate y los paracaidistas, que saltaron desde 2,500 metros de altura e incluyeron a una paracaidista mujer.

“Los he traído para que tengan un día de diversión”, dijo José Bernardo Barahona, que visitó el estadio “Mágico” desde San Martín con su hijo y su nieto. “Me gustó que no hubo combate en la presentación del Ejército, sino que fueron rescates. Antes eran combates”, dijo el padre y abuelo. Sus hijos disfrutaron ver helicópteros y aviones.

Sofía Mendoza sostiene que, de hecho, los atractivos para el próximo año serán la música y los soldados.

El evento de los estudiantes no estuvo exento de mensajes que recordaban la propaganda de “Salvador cumple” o “El país avanza”, que incluso estaba impreso en carteles de las bandas de paz. Los locutores de Radio Nacional comentaban: “Estos son los jóvenes salvadoreños y no como algunos medios de comunicación los quieren mostrar”, mientras los estudiantes vestían sus trajes típicos y cargaban símbolos patrios.

Tags:

  • desfile
  • independencia
  • estudiantes
  • soldados

Lee también

Comentarios