Sin completar cobro electrónico ni rutas alimentadoras en ES

Aún existe incertidumbre de completar primera etapa del SITRAMSS.
Enlace copiado
Enlace copiado
En El Salvador se realizaron dos iniciativas para modernizar el transporte público con el cobro electrónico y la implementación del transporte masivo con BRT (Bus Rapid Transit) en el área metropolitana, como funciona en Colombia; sin embargo, ambas han tenido tropiezos.

En 2013, se dio a conocer la iniciativa de tarjeta prepago para las rutas urbanas. Aunque algunas unidades de Santa Tecla aún tienen los validadores, el sistema no es utilizado. “No se ha descartado absolutamente nada y hay que hacer una reingeniería sobre el tema del paquete electrónico”, dijo Catalino Miranda, de ACOSTES.

No obstante, dijo que la empresa operadora pidió por escrito retirar los validadores de las unidades; por lo que su implementación tendría que partir de cero. “Pienso yo que con otra compañía, con la misma, no sé. Pero esa fue la solicitud que muchas empresas han recibido, lo cual estamos evaluando nosotros qué es lo que puede pasar al final”, dijo.

A esto se agrega que el cobro electrónico, al no poder aplicarse de manera obligatoria, se incorporó como requisito para recibir el subsidio al transporte; pero este también fue prorrogado y vence el 31 de diciembre de 2017. “Si en algún momento la Asamblea (Legislativa) lo vuelve a prorrogar, lógicamente no se va a implementar, porque es demasiado tiempo el que llevamos en este tema”, dijo Eduardo Mendoza, directivo de SIPAGO.

Considera que aplicarlo sería por interés de cada empresa o asociación de transporte, porque es difícil que lo implementen los empresarios individuales. Al contrario, tiene mayor aceptación incorporar más unidades del servicio exclusivo porque tiene tarifa de $0.35.

El otro caso es el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (SITRAMSS) impulsado por el Ejecutivo y que sí usa tarjeta prepago, pero que no ha completado la primera etapa. El plan es integrar a las rutas de Soyapango como alimentadoras y que lleguen hasta la terminal de integración y no circulen por el bulevar del Ejército; pero eso depende de que los operadores compren más buses articulados. Lo que sigue en incertidumbre desde que se abrió el carril exclusivo al tránsito particular por la medida cautelar de la Sala de lo Constitucional. Al perder rapidez y rentabilidad está en duda si podrán asumir el pago de las unidades.

Lee también

Comentarios

Newsletter