Lo más visto

Sin rastros del dinero que pasó por ALBA, lamenta investigador

Informe de la FGR dice que manejo de $1,000 millones fue opaco. Solo se sabe que llegó a Panamá y luego desapareció. 

Enlace copiado
Reparos. Más de $1 millón ingresó a las cuentas de Alba sin justificación.

Reparos. Más de $1 millón ingresó a las cuentas de Alba sin justificación.

Enlace copiado

El periodista e investigador Douglas Farah ha escrito un informe sobre los vínculos de Alba Petróleos con entidades criminales como las FARC y el cartel de Sinaloa, y afirma que $1,000 millones desaparecieron a través de Alba Petróleos hacia paraísos ficales controlados por la estructura de José Luis Merino, excomandante de la guerrilla salvadoreña y personaje cercano de gobiernos de ARENA, el FMLN y del actual, según Farah.

Llama a Alba Petróleos “una masiva máquina de dinero” que ha sacado de El Salvador $1,000 millones entre 2007 y 2017, a través de la figura de préstamos irrecuperables para los mismos líderes del partido, empresas fachada en paraísos fiscales bajo el control del conglomerado, funcionarios del gobierno y antiguos líderes de ARENA.

Para los cateos de mayor de 2019, la Fiscalía dijo que había encontrado $3,242 millones en transacciones injustificadas, con indicios de ser operaciones de lavado de dinero: había transacciones de ingresos, costos y gastos excesivos que no están justificadas por la naturaleza del negocio, y no se identificó la fuente ni destino de la mayoría del dinero depositado en cuentas bancarias.

Alba Petróleos fue sancionada por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Varias auditorías encontraron que PDVSA no envió casi nada de petróleo a El Salvador, y que la mayor parte de la operación parece estar basada en papeleo falsificado en lugar de la venta de petróleo.

La orden judicial para el procedimiento de 2019 señaló “un crecimiento atípico” del 333 % en los ingresos de Alba Petróleos de 2012 a 2013, y un crecimiento del 337 % al año siguiente y una "comparación incongruente" de los ingresos totales y las ventas, señalando que las ventas reportadas representaron solo el 30.5 % de los ingresos.

Sin rastro

La forma en la que operó Alba no permite rastrear el origen ni el destino de ese dinero, que no se justifica con la naturaleza del negocio que tenían en El Salvador. De hecho, solo el 30 % de los ingresos provenían de la venta de combustibles.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines