Loading...

Sin servicio de agua en pleno año nuevo

Los habitantes de la residencial Altos del Tejar, en Tonacatepeque, más allá de celebrar por la venida de nuevo año, se encuentran preocupados por no tener agua ni respuesta de las autoridades.

Enlace copiado
Sin respuesta.  Tanto Anda como la alcaldía municipal han dejado de contestar a sus peticiones, dicen los afectados.

Sin respuesta. Tanto Anda como la alcaldía municipal han dejado de contestar a sus peticiones, dicen los afectados.

Enlace copiado

Sin agua potable van a recibir el 2022 los habitantes de la residencial Altos de Tejar, segunda etapa, en Tonacatepeque, quienes denuncian que tienen más de 15 días sin el servicio domiciliar.

El desabastecimiento de agua potable es una lucha constante a la que los pobladores del Tejar han tenido que enfrentarse por varios años, aseguró ayer Víctor Hugo Elías, uno de los afectados.

"Nosotros en este sector somos los más afectados en esta crisis. Como es la parte más alta, el agua sube por gravedad y al no tener fuerza, el agua no llega hasta aquí", explicó Elías.

Los habitantes aseguran que en reiteradas ocasiones han realizado llamados a la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) y a la alcaldía municipal, pero hasta la fecha no han recibido respuesta por parte de ninguna de las dos instituciones.

“Hemos estado comprándola (el agua) cuando viene la pipa (...) es un gran gasto el que tenemos.  Y cuando viene (el agua), la echan en la madrugada, tenemos que estarnos desvelando para agarrar”.

María Teresa, afectada de la zona.

"Hemos hecho gestiones con ANDA, pero el problema se repite (...) estas crisis no es por falta de agua, sino por la inoperancia de los funcionarios de ANDA que no les importa el sufrimiento de la población", puntualizó Elías.

Los habitantes, además, lamentan que la alcaldía municipal haya ignorado las constantes peticiones realizadas.

Según la cuenta oficial de Facebook de la Alcaldía de Tonacatepeque, la municipalidad trabaja en coordinación con ANDA para llevar agua a los territorios desabastecidos, pero en Altos del Tejar y zonas aledañas la ayuda no ha alcanzado para todos, solo para unos cuantos, dicen los habitantes.

Rosa Lemus, de 61 años, es otra afectada. Con unos pocos centímetros de agua en su pila, contó cómo tienen que econonomizar el líquido, priorizando algunas tareas del hogar.

"Con ese poquito de agua yo lavo los trastes", dijo señalando un pequeño huacal con agua reutilizada.

Después, esa misma agua la vierte en el sanitario de su hogar, con tal de aprovecharla y no desperdiciar una sola gota.

Para Lemus y otras familias de la comunidad, la falta de agua genera un problema sanitario serio.

Espera. En las afueras de los pasajes, los habitantes sacan sus barriles y huacales para comprar el agua a pipas particulares.

Según detallaron, no les queda otra alternativa que acumular grandes cantidades de ropa sucia, platos sucios, e incluso deben bañarse con poca cantidad de agua para evitar quedarse sin nada.

Sin embargo, este problema también se convierte en económico, puesto que para acceder al vital líquido, los habitantes tienen que comprar el agua a pipas particulares que llegan a la zona cada vez que ellos hacen el llamado.

El barril, dicen los habitantes, la pipa lo llena por un costo $1.50 como mínimo y hasta $3.00 en algunas ocasiones; y dependiendo de cuántos integrantes sean en cada familia, así es la cantidad de barriles que deben llenar.

En otras palabras, para suplir solo las necesidades prioritarias, deben gastar entre $15 y $20 semanales.

En plena víspera de año nuevo, haciendo uso de barriles, cántaros y huacales, en las afueras de los pasajes de la comunidad, los habitantes esperan la llegada de la pipa particular que no siempre alcanza para suplir la demanda de todos los habitantes del lugar.

Preocupación. Sin el suministro, los afectados no saben cómo suplir sus necesidades básicas como lavar o bañarse.

"Aquí a esta zona venimos unas 3 o 4 veces a la semana", confirmó ayer uno de los trabajadores de la pipa, mientras llenaba varios huacales con agua.

De acuerdo con los afectados, el acceso al agua se ha convertido en un problema constante, puesto que desde hace varios meses atrás, solo recibían el líquido por unas cuatro horas al día.

"Siempre tenemos que desvelarnos, porque aquí nos llega a la 1:00 o a veces a las 2:00 de la mañana nos llega el agua. Tenemos que desvelarnos para agarrar agua cuando cae, para poder llenar los depósitos, porque a las 4:30 o 5:00 de la mañana ya la dejan de echar", dice con molestia Rosa Lemus.

El ambiente en la residencial Altos del Tejar, más allá de ser de celebración por el año nuevo, es de preocupación.

La angustia y frustración por no saber cómo suplir las necesidades básicas de sus hogares sin tener acceso a agua potable les roba la tranquilidad.

Que las instituciones han dejado de responder a los llamados que han realizado en reiteradas ocasiones solo ha empeorado su sentir.

El presidente Nayib Bukele renombró la planta Las Pavas con el nombre de Torogoz y la reinauguró hace más de dos meses, el 25 de octubre.

Desde entonces, cientos de usuarios se han quejado a diario, vía redes sociales, de que el servicio en lugar de mejorar empeoró en distintas colonias del área metropolitana.

Llamado. Los habitantes hacen un llamado para que las instituciones solventen el problema lo más pronto posible.

 

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines