Soldado asesina a su compañera de vida y luego se suicida

Con este caso suman ya 148 feminicidios durante 2018. Ayer fue capturado el sospechoso del feminicidio de Katherine Cárcamo.
Enlace copiado
Soldado asesina a su compañera de vida y luego se suicida

Soldado asesina a su compañera de vida y luego se suicida

Enlace copiado

El soldado Alexánder Arévalo Arévalo asesinó ayer por la mañana a su compañera de vida, Gabriela Yamileth Landaverde, de 23 años, y horas más tarde, cuando las autoridades lo interceptaron para capturarlo, se suicidó con su arma de equipo en el caserío El Flor, Cantón Miravalle, frente a la camaronera del Municipio de Acajutla, Sonsonate.

Arévalo, además de asesinar a su compañera de vida, hirió a su cuñada cuando ambas mujeres iban a trabajar a restaurantes de la playa Los Cóbanos, siempre en el municipio de Acajutla.

De acuerdo con la Policía Nacional Civil (PNC), el feminicidio ocurrió a las 8:00 de la mañana en el rancho Las Olas, que funcionaba como restaurante, en el cantón Punta Remedios, en la playa Los Cóbanos, donde trabajaba una hermana de Gabriela Landaverde. Según la información, la víctima vivía en la colonia La Ponderosa, del municipio de Sonzacate, donde procreó dos hijos con el miembro de la Fuerza Armado de El Salvador, destacado en San Miguel.

La pareja, según la versión oficial, tuvo problemas generados por los celos del soldado. La víctima ya había recibido medidas de protección de un juzgado de Sonsonate, entre estas que el militar no se le acercara. Pero ayer en la mañana, Landaverde se lo encontró en el camino y decidió acompañarla para increparla respecto a si ella tenía una relación con alguien más. Según información policial, ella se sintió atemorizada, y cuando iba en el bus de la ruta 257 con destino a la playa Los Cóbanos, le escribió a una pariente que Arévalo iba en el bus.

La hermana menor, que también trabajaba en otro restaurante de Los Cóbanos, fue a esperarla en la parada de buses para acompañarla al trabajo, por temor a que el hombre la agrediera. Luego de que la pareja se bajó de la unidad, la hermana constató que iban discutiendo y que él soldado insistía en increpar a la víctima. Al llegar a la playa, Landaverde quiso escapar del soldado y se metió al restaurante, pero el militar sacó su pistola y le disparó. La hermana de la víctima quiso intervenir y recibió un disparo. El asesino huyó caminando por la playa, pero más tarde fue localizado por los policías y frente a ellos se suicidó.

Gabriela Landaverde es la víctima número 148 de feminicidio durante 2018. La semana pasada fueron asesinadas tres mujeres en diferentes puntos del país, entre ellas Katherine Cárcamo en San Sebastián Salitrillo, Santa Ana. La Policía informó ayer que capturaron a su esposo, Bryan Arévalo, quien era el principal sospechoso del crimen. Arévalo fue capturado en la frontera San Cristobal, Candelaria de la Frontera.

Lee también

Comentarios