Sonsonate debe pagar impuestos a Cuisnahuat

Legislativo dirimió que las 80 manzanas del relleno sanitario no están en la cabecera.
Enlace copiado
Enlace copiado
La Asamblea Legislativa ratificó que la Alcaldía de Sonsonate, propietaria del relleno sanitario ubicado en el cantón Salinas de Ayacachapa, tendrá que pagar a la comuna de Cuisnahuat los respectivos impuestos porque el crematorio se encuentra en terrenos de este último lugar. Así lo ratificaron los diputados luego de que se armó una disputa de territorio y se determinó a qué municipio le correspondía el uso del terreno donde se encuentran las 80 manzanas que ocupa el botadero, cuya apertura se dio en 2000 durante la administración del alcalde Douglas Galicia.

La comuna sonsonateca compró ese terreno y al principio se pensó que se encontraba en el límite entre ambos municipios, pero este año surgió una situación de tipo legal para definir a qué municipio pertenecía el área del basurero del cantón Salinas de Ayacachapa.

El alcalde de Cuisnahuat, Jorge Ábrego, mostró interés en conocer el resultado y fue sometida la evaluación a la Asamblea Legislativa, a fin de que se determinara la localidad, después de un estudio de territorio.

Mientras los diputados evaluaban la situación, el alcalde de Sonsonate, Roberto Aquino, propuso a su homólogo Ábrego buscar alternativas de distribución de tierras para solventar la situación.

Aquino dijo que una de las propuestas que su administración le hizo a Ábrego fue darle a Cuisnahuat apertura al litoral, pues este municipio no posee salida a la zona costera, lo que implicaba entregarle parte del municipio de Sonsonate para compensar el espacio del terreno ocupado por el relleno sanitario.

También le propuso mejorar las condiciones del espacio con el relleno para llevar mejoras a la comunidad. Sin embargo, ninguna de las propuestas fue aceptada y la Asamblea Legislativa ratificó que el relleno queda en Cuisnahuat.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter