Soy una persona identificada con el proyecto del partido ARENA”

René Portillo Cuadra es uno de los precandidatos que estudia ARENA para convertirse en el compañero de fórmula de Norman Quijano.
Enlace copiado
Soy una persona identificada con el proyecto del partido ARENA”

Soy una persona identificada con el proyecto del partido ARENA”

Enlace copiado
R ené Portillo Cuadra es el secretario general de la Universidad Tecnológica (UTEC). Desde diciembre pasado ha sostenido conversaciones con dirigentes de ARENA quienes lo han incluido en el proceso de selección del compañero de fórmula de Norman Quijano para las presidenciales de 2014 y se perfila como una figura fuerte en el proceso. El partido ARENA aún no ha definido la fecha para oficializar el nombre del candidato a la vicepresidencia. Empero, no se descarta que sea esta semana, luego de que concluya el proceso de evaluación que desarrolla el partido. Milagro Navas, alcaldesa de Antiguo Cuscatlán, y la diputada Margarita Escobar también están siendo consideradas.

¿Cuáles son sus aspiraciones políticas para las elecciones de 2014. Ha tenido conversaciones con Norman Quijano (candidato presidencial) para complementar la fórmula arenera?

Efectivamente, hemos sostenido muchas conversaciones a lo largo de diciembre (del año pasado), enero y lo que va de febrero, con diferentes actores del partido, con gente de las estructuras. Hemos conversado sobre cómo debería ser un país productivo a partir de un nuevo proyecto político y cuáles serían las apuestas. En este momento, el partido se encuentra realizando un proceso interno de selección del candidato a la vicepresidencia. Un proceso en el cual hay muchos actores participando. Y todos son buenos. Son personas líderes dentro de sus comunidades y poblaciones. Son personas a quienes particularmente les he expresado mi aprecio y respeto.

¿Pero, en su caso, está interesado en participar bajo la bandera de ARENA como candidato a la vicepresidencia?

Yo he sido nominado como precandidato y estoy participando dentro de ese proceso. A pesar de no ser de las estructuras del partido, me confieso ser una persona que está identificada con el proyecto del partido ARENA; sobre todo, porque ARENA ha sido el partido que en esta coyuntura de tres años y medio ha defendido férreamente la institucionalidad democrática. Y esa es una de las coincidencias que tengo con el partido y esa es la razón por la cual he aceptado participar dentro de este proceso. Por supuesto, en este momento, no se tiene ni ganadores, ni perdedores. Todavía está en el proceso de selección y será en el transcurso de la semana en que se oficializará, probablemente, la candidatura y hasta en ese momento habrá una propuesta formal de parte del partido y también del candidato a la presidencia.

¿Cómo evalúa el proceso de selección del candidato a la vicepresidencia que ha realizado ARENA?

Creo que el proceso que el partido está haciendo en este momento es un proceso que refleja la democracia interna. Por primera vez se está entrando en un proceso en el cual, incluso, se está tomando en cuenta como precandidato a una persona que proviene de la sociedad civil. Así me confieso ser, una persona que proviene de la sociedad civil, que no ha militado en las estructuras internas del partido, pero donde existen las coincidencias plenas para tratar de impulsar un proyecto común.

¿Cómo considera que debería de complementarse la fórmula presidencial? ¿Cuál debería ser la principal apuesta del partido para generar competencia en 2014?

Hay dos posiciones para conformar la fórmula presidencial en este momento, y me refiero a todos los partidos. Una es buscar una persona de vicepresidente y también de presidente que provengan del mismo partido, con el objeto de consolidar, probablemente, el voto duro. Ese es precisamente el método que utilizó el FMLN, consolidar su voto duro tratando de poner dos personas militantes y dirigentes del mismo partido. Pero hay otra forma y otra metodología de escoger la fórmula y es teniendo al candidato a la presidencia de la estructura del partido y un candidato a la vicepresidencia que esté más identificado con el voto indeciso, con la sociedad civil, con los proyectos del partido; aunque no sea parte de la estructura. Entonces, en este ejercicio metodológico, el partido ARENA tendrá que escoger en cuál de las dos posiciones quiere escoger al candidato. En este momento, el tema de la presencia de la sociedad civil y la relevancia que la sociedad civil ha alcanzado es importante para tratar de conjuntar un proyecto político de unidad nacional. Solamente se puede hablar de un proyecto político de unidad nacional y de un gobierno de unidad nacional cuando la fórmula presidencial responde a ese objetivo y tener una mirada holística.

¿Y considera que la fórmula del FMLN no la cumple?

La fórmula del FMLN se queda nada más a consolidar su voto duro. Pero lo complejo de esto es que el mismo FMLN ha manifestado que ni ellos, ni ningún otro partido político, va a ganar las elecciones, si no es a partir de persuadir, de conquistar, otros sectores que no sean los del voto duro. Y esa es la gran apuesta que todavía ARENA puede hacer. Cualquiera de los dos métodos por el cual se decante o se incline el candidato de ARENA y el partido son dos escenarios muy respetables. Y en todo caso, el escrutinio será en febrero de 2014, que dirá efectivamente que fue lo correcto o se tenía que haber hecho lo contrario. Cualquier persona de los precandidatos que elija el doctor Quijano va a ser la apuesta correcta para poder ser una fórmula competitiva y ganadora para 2014.

¿Cuál es el impacto que podría tener para ARENA el que Antonio Saca, expresidente de la República arenero, compita en las elecciones bajo otra bandera?

Es muy especulativo hablar todavía del panorama porque aún no se sabe si el expresidente va a lanzar su candidatura. En todo caso, ARENA es un partido consolidado y sólido. Independientemente de que el expresidente decida lanzarse o no, el partido se está consolidando cada vez más y cada día está lanzando puentes en aquellos sectores en que tradicionalmente el partido no había incidido. Y eso es un ejercicio democrático, donde el partido se está volviendo más abierto. Creo que es irrelevante la candidatura del presidente Saca.

El partido ARENA realizará reformas a los estatutos. ¿Es beneficioso para ARENA hacer cambios de liderazgo y proyectarse de distinta forma?

El partido se está renovando. ARENA es un partido de constante renovación. Creo que el cambio de estatutos y muy probablemente el relevo dirigencial sea una lectura correcta de ese cambio de dirección. Por supuesto, esto de cara a las elecciones, también le va muy bien al partido. Es obvio, nadie va a negar el liderazgo que el expresidente (Alfredo Cristiani) tiene como conductor, negociador, como la persona que ha dirigido en los últimos años esa reactivación que ARENA tuvo después de haber perdido las elecciones presidenciales. Sin duda alguna que la participación del expresidente Cristiani en la nueva Comisión Política será parte de un aporte sustancial a la conducción del partido.

¿Considera que es más conveniente para el partido que Alfredo Cristiani lidere la Comisión Política o mantenga la presidencia del COENA?

Yo no lo vería en la situación de qué le beneficia o le perjudica a alguien. Yo vería este proceso como un proceso de renovación y de apertura del partido.

En los próximos días conoceremos quién va a ser el compañero de fórmula de Quijano. Si usted no llega a ser el complemento, ¿cuál será su participación en el partido?

Yo siempre he dicho que los salvadoreños tenemos un reto para poder reactivar el país y dejarle un mejor país a nuestros hijos. Y ese reto es asumir la responsabilidad como ciudadano que cualquiera sea la posición desde donde nos encontremos, tenemos que tener la íntima convicción de dar lo mejor de nosotros. En los últimos 20 años he sido un académico y desde allí he forjado las futuras generaciones de profesionales. De no resultar nominado, no me voy a sentir ni perdedor, ni ganador, me voy a sentir un actor dentro del proceso. Pero un actor que trató de hacer lo correcto. En este momento estoy como académico y si el proceso no resulta a mi favor, voy a seguir construyendo país, voy a seguir incidiendo en la sociedad civil, felicitando cuando el Gobierno haga las cosas bien y seguir criticando aquellas cosas que están mal dentro del poder político. Ese ha sido mi rol durante los últimos 20 años. He tratado con el análisis jurídico y político de orientar el discurso, las explicaciones del fenómeno político y voy a seguir aportando como hasta este momento lo he hecho.

¿Pero usted aún no está inscrito en el partido?

En este momento todavía no formo parte de las estructuras del partido. No ha sido un requisito para participar en el proceso. Es un requisito de orden constitucional en el momento en que la fórmula se inscriba en el Tribunal Supremo Electoral.

En ese sentido, ¿se afiliará al partido, aunque no resulte electo, para participar desde otra vía en ARENA?

Yo siempre me voy a identificar con aquel proyecto político que respete y que impulse la institucionalidad democrática del país. Y en este momento, ARENA es el partido político que se ha ajustado a esa lucha de defender la democracia, la Constitución, la división de poderes, el sistema republicano del país. Y hay, precisamente, un proyecto político que yo voy a tratar de acompañar que es aquel que se ajuste al respeto y promoción de los derechos humanos y a la institucionalidad democrática del país.

¿Cuál es el principal desafío que tiene el país de cara a las elecciones de 2014?

Sin duda alguna que el reto que tiene el país es el desafío de los tres talones de Aquiles de El Salvador: la seguridad, la economía y el desempleo. Vamos a enfrentar en los próximos meses una campaña presidencial, los partidos políticos, en general, tienen que orientar su apuesta a través del voto en aquellos partidos que den mejores opciones para poder solventar estos tres problemas y eso pasa en primer lugar por un plan de gobierno que sea claro y, sobre todo, que sea financiable. No se puede hacer un plan de gobierno o un plan de país como una carta al Niño Dios, pidiendo y diciendo que se va a dar cualquier cosa, sino que el plan de gobierno tiene que ser económica y financieramente sustentable. Y el segundo punto es la confidencialidad que tengan los electores en las personas que vayan a ejecutar los planes de gobierno. Y aquí nos referimos concretamente a los candidatos. Cómo los candidatos y las fórmulas presidenciales de los partidos van a proponer el desafío de esos tres males sociales que tiene el país.

¿Cuáles serían las primeras acciones que se deberían incorporar en un plan de gobierno para poder cambiar la dinámica del país?

Primero, establecer un diálogo nacional. Significa, poner en agenda al menos tres o cuatro puntos sensibles para el crecimiento económico de El Salvador que no sean ideologizados y discutidos en mesas políticas, sino que sean discutidos de consenso entre los actores nacionales. Ha habido tres países que han implementado el diálogo social como una forma del entendimiento: España, Perú y recientemente México, en donde los tres partidos políticos mayoritarios llegan a un acuerdo sobre tema de seguridad. Sin ese dialogo social, ningún país en el mundo establece prioridades para el crecimiento económico y social. La segunda apuesta que hay que hacer es establecer mecanismos de implementación de ese diálogo social. Si no se cuenta con todo el andamiaje institucional para poderlo echar a andar, ese diálogo social fracasa. Pero esas dos cosas tienen a la base una sola, para poder hacer un diálogo social y para poder implementarlo se necesita de un gobierno que se incluyente. Ese gobierno incluyente lastimosamente hoy no lo tenemos. Lo que necesitamos en 2014 es establecer un diálogo social y una agenda.

Tags:

  • ARENA
  • Rene Cuadra
  • vicepresidencia
  • candidatura

Lee también

Comentarios

Newsletter