Lo más visto

“Sr. Howard Cotto, ¿ya se enteró que es mi madre la que está enterrada ahí”: Familia de Paula Castro, consternada tras exhumación

La PNC exhumó hoy los restos de Paula Castro, una anciana de 90 años, creyendo que encontrarían en la tumba del cementerio de San Francisco Javier (Usulután) el cadáver de la policía  desaparecida Carla Ayala. Ahora la familia Castro exige una disculpa pública.
Enlace copiado
Enlace copiado

“Señor Howard Cotto, solo le quiero hacer una pregunta, ¿ya se enteró que es mi madre la que está enterrada ahí’, le recriminó esta tarde Virginia Castro, décima hija de la fallecida Paula Castro, al director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, mientras el funcionario daba declaraciones sobre los hallazgos de la exhumación hecha hoy en una tumba del cementerio de San Francisco Javier (Usulután) donde se creía que estaban enterrados los restos de la policía desaparecida desde la fiesta del GRP en diciembre, Carla Ayala.

Foto LPG/Ezequiel Barrera

Virginia Castro asegura que su familia no enterró a la agente Carla Ayala, como les señalan. Incluso, muestra un video que grabó con su celular en el funeral de su madre de 90 años, Paula Castro.

Tras la exhumación, que fue autorizada por el Juzgado de Paz de San Francisco Javier, Cotto dijo que “a simple vista se detectan los restos humanos de una persona, que no corresponden a nuestra compañera agente Carla Ayala”, pero que aún así los especialistas del Instituto de Medicina Legal (IML) y la Fiscalía General de la República (FGR) realizarán las “experticias a efecto de verificar si es tierra firme o es tierra reciente que pudiera encontrarse algo más” y que “si después de este procedimiento se confirma de que no se trata de nuestra compañera Carla Ayala, pues seguiremos agotando otras líneas u otras hipótesis” que no puede compartir.

Ahora, Virginia y los demás familiares de Paula Castro exigen algo a las autoridades. “Nosotros lo que pedimos es que Cotto pida disculpas públicas por desenterrar a mi mamá”, dijo.

Otro hijo de Castro también dijo ayer que las autoridades se darían “en los dientes al sacar de la tumba los restos de una persona diferente a la que andan buscando”.

El sepelio de Paula Castro se llevó a cabo el 31 de diciembre pasado, sin velación ni actos fúnebres, y el documento en el que constaba la muerte de la anciana fue firmado por un doctor en Ilopango que aceptó no haber visto el cadáver, dijeron las autoridades cuando hablaron de las sospechas de que se trataba del entierro de la agente desaparecida.

Tags:

Lee también

Comentarios