Lo más visto

Más de El Salvador

Joven sueña con ser maestra para enseñar braille

Joven con discapacidad visual ha iniciado sus estudios de bachillerato, superando a diario las dificultades de recibir sus clases en el sistema tradicional.

Enlace copiado
Incondicional.  La madre de Nicolle es su apoyo incondicional. Ella la acompaña a sus clases diariamente y la espera.

Incondicional. La madre de Nicolle es su apoyo incondicional. Ella la acompaña a sus clases diariamente y la espera.

Enlace copiado

Yesli Nicolle Bell Saravia tiene 18 años y con discapacidad visual de nacimiento, pero esto no le ha impedido desarrollarse y tener sueños en la vida. Actualmente estudia primer año bachillerato general en el Instituto Nacional Joaquín Ernesto Cárdenas (INJECAR) de San Miguel, donde sus compañeros la han recibido de la mejor manera.

"Me he sentido bien, me han tratado bien y he socializado con varios de ellos, poco a poco voy memorizando sus nombres", expresó Nicolle. Según su madre, Sonia Saravia, decidieron que estudiara en el INJECAR, ya que una de sus hijas, que actualmente tiene 23 años, estudió también ahí, por lo que Nicolle quiso seguir los pasos de su hermana. Los estudios de tercer ciclo los hizo en el Centro Escolar Víctor Batarsé, donde aseguran que la trataban muy bien.

La madre permanece afuera del salón de clases para estar atenta si su hija requiere de ayuda.

"Estoy pendiente de ella todo el día, cuando quiere comprar algo, la traigo al instituto, la espero; en las tardes le ayudo con las tareas. Me ha tocado estar con ella desde pequeña, es una persona callada, respetuosa" comentó su madre, entre lágrimas.

Nicolle manifestó que Lenguaje, Sociales y Ciencias son sus materias preferidas, pero que Matemáticas es la que menos le gusta y con la que tiene dificultad.

Entre los pasatiempos de Nicolle están escuchar noticias y concursos que presentan en televisión, además de leer algún libro de cuentos, lo que aprendió con el sistema braille (sistema de lectura y escritura táctil para personas ciegas), para lo cual viajó durante un año, dos veces a la semana a la Casa de la Cultura de Usulután, acompañada de su madre.

En San Miguel no hay institutos para ciegos y son pocas las personas que enseñan braille. Aparte de lo aprendido en la Casa de la Cultura de Usulután, una docente (también ciega) reforzó su aprendizaje.

Luego del bachillerato, el sueño de la joven es poder continuar sus estudios superiores.

"Quiero estudiar una licenciatura, una maestría, mi sueño es ser maestra y enseñar el sistema braille", expresó Nicolle.

Su madre dijo que esperará que llegue el momento indicado para decidir si puede seguir estudiando.

La joven expresó que quisiera optar a una beca universitaria, ya que como su madre no trabaja por atenderla, subsiste de la ayuda económica de sus familiares y en ocasiones del padre de Nicolle.

Tags:

  • SanMiguel
  • Nicolle
  • sueño
  • ser
  • maestra

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines