Sugieren medida alterna a estado de excepción

Diputados con carrera militar creen que no hay razón para limitar garantías constitucionales a los ciudadanos y recomiendan usar a todo el Ejército.
Enlace copiado
Sugieren medida alterna a estado de excepción

Sugieren medida alterna a estado de excepción

Sugieren medida alterna a estado de excepción

Sugieren medida alterna a estado de excepción

Enlace copiado
El diputado del PCN Antonio Almendáriz, presidente de la comisión de seguridad y coronel en retiro, y el diputado de ARENA Mauricio Vargas, vocal de la comisión de seguridad y general en retiro, consideraron que no es necesario que el Órgano Ejecutivo ni el Órgano Legislativo decreten un régimen de excepción en el país, con el argumento de combatir la delincuencia de las pandillas.

Los diputados militares creen que no existen las condiciones para que el Gobierno aplique una supresión de garantías constitucionales a los ciudadanos, ya que, a su parecer, existen otros recursos que aún no se han agotado y que deben utilizarse para restablecer la seguridad pública.

“El PCN lo que propone es el empleo de la Fuerza Armada y que hoy ya no estamos sugiriendo, sino que exigiendo que se emplee la Fuerza Armada, como obligación del presidente de la República”, dijo ayer Alméndariz, luego de recordar que los estados de sitio o regímenes de excepción que se decretaron en el pasado –durante el conflicto armado– se dieron en contextos distintos al actual.

Almendáriz comentó que el presidente Salvador Sánchez Cerén puede disponer de todo el Ejército con el fin de restablecer la seguridad pública, sin necesidad de suspender garantías constitucionales. El coronel en retiro recordó que en al menos tres ocasiones hubo regímenes de excepción durante la guerra.

Mientras tanto, Vargas compartió sus remembranzas sobre los anteriores estados de excepción: “El de 1979 fue por una conmoción social por el golpe de Estado y empiezan a salir los primeros grupos marxistas leninistas. Hay una inestabilidad, un gobierno que trabaja por decreto, en un estado de emergencia. En el de 1983 fue cuando el FMLN creó unidades de tipo militar y entra la fase de guerra de guerrillas. Y en 1989 fue cuando se da la ofensiva con el fin de la insurrección de las masas. Son momentos excepcionales que requieren medidas excepcionales”.

Vargas comentó que considera innecesaria una medida como el régimen de excepción en la situación de violencia social de la actualidad, ya que, a juicio de este legislador, existen otros recursos que aún no han sido agotados por el Gobierno.

“Para el control de los centros penales, usted ataque la corrupción, controle los penales, aplique la Ley Penitenciaria, empodere a la autoridad, aplique la disciplina y la ley dentro de los penales. No me venga a decir que es por culpa de las señales de las telefónicas, ese no es el problema, la pregunta es: ¿Por qué están esos celulares adentro?”, cuestionó.

Los regímenes de excepción de los que existen registros periodísticos son los de 1979, 1983, una prórroga en 1984, y en 1989.

“Se prohíbe expresar y difundir cualquier información y comentario que pueda causar intranquilidad a la ciudadanía”, es la primera de las prohibiciones del decreto de la Junta Revolucionaria de Gobierno de 1979 que le dio golpe de Estado al presidente Carlos Humberto Romero.

Entre 1983 y 1984, con la actual Constitución de la República ya en vigor, hubo un régimen de excepción con prórroga que entre las prohibiciones más peculiares tenía: “Entrar y salir del territorio nacional, difusión del pensamiento y libre asociación”. Sin embargo, se mantuvo inviolable la residencia y la correspondencia de los ciudadanos. En 1989 se dio otro régimen de excepción.

Lee también

Comentarios

Newsletter