Lo más visto

Suicidios, homicidios y desapariciones: la PNC, en el ojo del huracán

Algunos analistas opinan que el cuerpo encargado de la seguridad interna del país está incluso en peligro de autodestrucción. Además de lo que ocurre internamente en la corporación, muertes extrajudiciales y jóvenes desaparecidos constituyen graves violaciones de los derechos humanos por parte de la policía.

Enlace copiado

El director de la institución policial reveló detalles sobre la situación sucedida, donde un agente policial disparó a una compañera durante una fiesta de fin de año en una sede el GRP de la PNC. - 00:07:03

Enlace copiado

Suicidios, homicidios, desapariciones y la intensa búsqueda de un agente prófugo como presunto autor de un grave delito han situado a la Policía de El Salvador en el centro de las críticas de la opinión pública del país centroamericano, uno de los más violentos del mundo.

Los medios y las redes sociales locales recogen a diario las críticas de la ciudadanía, mientras que algunos analistas opinan que el cuerpo encargado de la seguridad interna del país está incluso en peligro de autodestrucción. La cúpula policial, en cambio, afirma que estos episodios se están investigando con rigurosidad.

Uno de los casos, que ya pasó a juicio, es el asesinato de una agente en la delegación policial de Mejicanos, un municipio del área metropolitana de San Salvador, el 31 de diciembre. El acusado es también agente y enfrenta cargos por feminicidio agravado. Inicialmente se dijo que la mujer se había suicidado.

 

Otro incidente es la desaparición de una agente en una fiesta de fin de año en las instalaciones del Grupo de Reacción Policial (GRP), una unidad de élite, también en la capital. De este hecho se responsabiliza a un miembro del cuerpo, que está prófugo.

Escena de tiroteo  en zona del Árbol de la Paz, donde un agente del GRP lesionó a una policía, según la versión oficial. Él está prófugo y ella, desaparecida. Foto LPG/Jonatan Funes

El sacerdote católico español Antonio Rodríguez Tercero, conocido como "Padre Toño" y experto en asuntos de violencia social, considera que estos hechos "son síntomas de la descomposición interna, ética y profesional" de la Policía Nacional Civil (PNC).

No obstante, su director, Howard Cotto, asevera que tanto la institución a su cargo como la fiscalía investigan estos casos, a los que se suma el suicidio de una agente en su domicilio, producto presuntamente del estrés.

"No tenemos información certera del paradero de la compañera. Tenemos equipos en búsqueda y rastreo de ella y del agente prófugo para dar con su captura, pues nosotros somos los más interesados en dar con el paradero del agente que ocasionó este hecho", enfatizó Cotto al referirse a la agente desaparecida de la GRP.

Cuatro policías más de esa unidad de élite están detenidos y fueron enviados a los tribunales judiciales porque se les acusa de estar encubriendo al compañero prófugo. En medios de prensa y en las redes sociales se especula que la agente pudo haber sido víctima de una agresión sexual y que posteriormente fue asesinada.

Para el "Padre Toño", según el cual la PNC "se está descomponiendo", "también existen muertes extrajudiciales, unas 2,000, y más de 1,000 jóvenes desaparecidos", lo que constituye graves violaciones de los derechos humanos por parte de la policía.

El comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, visitó El Salvador a finales de 2017 y criticó en un informe la violencia vigente en el país centroamericano, así como la existencia de escuadrones de la muerte, ejecuciones extrajudiciales y desplazamientos forzosos de comunidades a causa de la violencia.

El analista y firmante del acuerdo político para finalizar la guerra civil en El Salvador, Roberto Cañas, dijo a dpa: "Aunque no creo que la Policía está en un proceso de descomposición, hay que trabajar en una reingeniería porque la  PNC es una hija legítima de los acuerdos de paz y sustituyó a los mal llamados cuerpos de seguridad militares".

"Esa reingeniería sería para que la Policía vuelva al cauce de una Policía profesional, ajena a cualquier vinculación de partidos políticos y respetuosa de los derechos humanos. Esos fueron los principios con que nació la PNC", enfatizó Cañas.

El criminólogo Ricardo Sosa apuntó, por su parte, que para que la Policía salvadoreña sea un cuerpo más eficiente "tiene que hacer una revisión estratégica, así como de sus cuerpos legales y reglamentos".

Sosa además opinó que la Policía debe "incrementar su presupuesto de operaciones, instalar una inspectoría general dirigida por un grupo o consejo de notables ajenos a la PNC y tener una revisión y actualización de carrera de formación de agentes en la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP)".

En la misma líena, el "Padre Toño" apuntó que "es urgente una mesa nacional conformada por sociedad civil, organismos de derechos humanos, el Estado, la empresa privada y las comunidades, para que plantee una renovación de la Policía".  

Tags:

Lee también

Comentarios