Lo más visto

Más de El Salvador

Surge debate sobre armar a comunidades contra pandillas

Funcionarios dicen que la población civil tiene derecho a organizarse para defenderse de las pandillas. El debate se ha centrado en si las comunidades organizadas deben estar armadas o no.
Enlace copiado
Bajo Lempa.  En el Bajo Lempa, miembros de dos comunidades patrullan por las noches. En la gráfica se muestran armas de juguete con las que posaron ante este periódico.

Bajo Lempa. En el Bajo Lempa, miembros de dos comunidades patrullan por las noches. En la gráfica se muestran armas de juguete con las que posaron ante este periódico.

Patrullaje.  El ministro de la Defensa dijo ayer que de momento la FAES no participa en ningún esfuerzo conjunto con comunidades que se hayan organizado contra pandillas.

Patrullaje. El ministro de la Defensa dijo ayer que de momento la FAES no participa en ningún esfuerzo conjunto con comunidades que se hayan organizado contra pandillas.

Surge debate sobre armar a  comunidades contra pandillas

Surge debate sobre armar a comunidades contra pandillas

Enlace copiado
Diferentes funcionarios se pronunciaron esta semana acerca de las comunidades que se están organizando para hacer frente a las pandillas. El debate, que aún no aterriza en una propuesta concreta, se centró en si los civiles organizados deben estar armados para defenderse de los pandilleros. Algunos funcionarios están de acuerdo con armar a la población e incluso están dispuestos a facilitar las armas. Otros dicen que estos grupos podrían corromperse. También están los que no apoyan la idea de que grupos de civiles armados participen en tareas comunitarias de seguridad.

El presidente de la Asamblea Legislativa, Guillermo Gallegos, confirmó ayer a este periódico que no solo ve como un derecho la organización de las comunidades para enfrentar a las pandillas, sino que también apoya la idea de que estas comunidades estén armadas. Incluso confirmó que esta semana financió armas y sus permisos respectivos a civiles organizados de Zacatecoluca (detalle en la nota secundaria).

El ministro de la Defensa, David Munguía Payés, aceptó ayer que la Policía y el Ejército no tienen la capacidad de mantener presencia en todos los caseríos, cantones y municipios del país, por lo que se hace necesario que las comunidades se organicen para enfrentar a las pandillas en coordinación con los cuerpos de seguridad. Munguía Payés, sin embargo, dijo que estos grupos civiles deben regularse para evitar que se corrompan o desnaturalicen.

“Esto tiene algunas dificultades, primero el control, y algunas veces este tipo de organización también agarra mal camino. Ha habido malas experiencias. Por ejemplo, en Colombia, con el tema de los paramilitares, que al final terminaron corrompiéndose, pero lo cierto es que algo tenemos que hacer”, dijo Munguía Payés en la entrevista matutina RepúblicaSV. Además, aclaró que por el momento la Fuerza Armada no tiene ningún plan para acompañar a las comunidades.

El fiscal general, Douglas Meléndez, dejó entrever esta semana, sin entrar en detalles, que no procederá en contra de los miembros de las comunidades organizadas. “La gente tiene derecho a defenderse en sus comunidades. La seguridad ciudadana es una responsabilidad del Estado, pero la gente tiene derecho a defenderse”, dijo el fiscal al ser consultado sobre una publicación de LA PRENSA GRÁFICA en la que se revelaba que una comunidad del Bajo Lempa, en San Vicente, decidió organizarse, en coordinación la Policía Nacional Civil (PNC), para hacer patrullajes y enfrentar a las pandillas.

El ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, también coincidió esta semana con el fiscal diciendo que la población tiene derecho a organizarse para defenderse de las pandillas, pero sin armarse.

“La organización comunitaria es un derecho constitucional. Todas las personas tienen derecho a organizarse con fines lícitos y, en segundo lugar, es una realidad. Organizaciones de este tipo hay muchas en el país, en todo el país”, dijo el ministro en una entrevista, y agregó que en el volcán de San Vicente hay más comunidades organizadas desde 2014 que trabajan en coordinación con los cuerpos de seguridad, para evitar que las pandillas asesinen, extorsiones y cometan otros delitos en esa zona.

Ramírez Landaverde hizo énfasis en que estos grupos del volcán no están armados, sino que apoyan en tareas de vigilancia, en conjunto con la Policía.

PNC contra exterminio

El director de la Policía, Howard Cotto, dejó claro ayer que no apoya a los grupos armados que buscan justicia con sus propias manos. Incluso dijo que la Policía continuará investigando a grupos de exterminio. “No toleramos, ni lo vamos a hacer nunca, que grupos que argumentando el supuesto interés de deshacerse de personas que puedan haber participado en hechos delictivos, pandilleros, se tomen la justicia y maten a personas.

Eso no lo podemos tolerar ni ver bien. Los debemos investigar porque es un delito, hay que hacerlo y lo vamos a seguir haciendo”, dijo Cotto, quien también trajo a memoria que las investigaciones de este tipo de grupos han llevado a la captura de civiles y policías que conformaban grupos dedicados al exterminio y sicariato.

Cotto también ha dicho, en ocasiones anteriores, que la institución no encubrirá a policías que se presten para cometer actos ilegales en las comunidades. La Fiscalía General de la República informó ayer de un caso en el que los agentes policiales Emilio Rafael Vásquez López y Jesús Antonio Molina, destacados en el puesto de San Emigdio, Cuscatlán, están involucrados en el homicidio de un hombre. Ayer fueron enviados a juicio después de que testigos los ubicaron en la escena del homicidio de Edwin Alfonso Soriano López, quien fue asesinado en un microbús.

Tags:

  • armas
  • comunidades organizadas
  • policia
  • fiscalia
  • pandillas

Lee también

Comentarios