TEMA PANDILLAS FRENA LIBRE TRÁNSITO EL SALVADOR-PERÚ

Ambos países tenían un acuerdo para poder revocar la necesidad de visa para viajar entre ellos, pero la llegada de pandilleros a territorio peruano ha hecho que este proceso se detenga.
Enlace copiado
Anuncio pendiente.  Eric Anderson, embajador de Perú en El Salvador,  dice que la eliminación del visado iba a ser anunciada en un encuentro entre los presidentes Sánchez Cerén y Humalla. Esta aún no se ha realizado.

Anuncio pendiente. Eric Anderson, embajador de Perú en El Salvador, dice que la eliminación del visado iba a ser anunciada en un encuentro entre los presidentes Sánchez Cerén y Humalla. Esta aún no se ha realizado.

Potencial.  La eliminación del requisito de visa favorecería el turismo entre El Salvador y Perú. Anualmente cerca de 5,000 salvadoreños visitan Perú y 500 personas llegan a diario a Lima procedentes de El Salvador vía Avianca, según cifras que maneja la embajada peruana.

Potencial. La eliminación del requisito de visa favorecería el turismo entre El Salvador y Perú. Anualmente cerca de 5,000 salvadoreños visitan Perú y 500 personas llegan a diario a Lima procedentes de El Salvador vía Avianca, según cifras que maneja la embajada peruana.

TEMA PANDILLAS FRENA LIBRE TRÁNSITO EL SALVADOR-PERÚ

TEMA PANDILLAS FRENA LIBRE TRÁNSITO EL SALVADOR-PERÚ

Enlace copiado
El Salvador y Perú tienen un acuerdo previo para revocar la solicitud de visa que ambas naciones impusieron 16 años atrás; a pesar de ese avance, hay un tema sensible que frena la firma: las maras.

Medios impresos y televisivos de Perú han reportado sobre el arresto de varios miembros de la Mara Salvatrucha. Uno de ellos es el de Jonathan Olarte Munares, “un integrante de la temible banda centroamericana Mara Salvatrucha, cuando comercializaba drogas en San Miguel” (distrito de Lima), reportó el periódico El Comercio.

Otro es el caso de Candy del Pilar Díaz Montenegro, cabecilla de la MS en la provincia de Callao y arrestada por sicariato y secuestro y señalada de reclutar jóvenes para la organización criminal. Un jefe policial afirmó que en total ya se había capturado a ocho miembros de esa pandilla.

El embajador de El Salvador en Perú, Grego Pineda, dijo que el país está listo para firmar el acuerdo de libre tránsito migratorio, pero que la contraparte aún mantiene en estudio el asunto por temor a que pueda haber infiltración de pandillas.

“La observación de ellos es que aquí hay algún recelo, algunas gentes institucionales de si abrir las puertas para nosotros... el temor de que puedan venir mareros es un tema que hemos hablado a escala diplomática y es: ¿Cómo pueden determinar ellos si son mareros o no?”, expresó Pineda.

El aparecimiento de integrantes de la pandilla salvadoreña en Lima fue confirmado hace unos días por Eric Anderson, embajador de Perú en El Salvador. Extraoficialmente se sabe que Perú habría designado a un nuevo embajador, pero que no ha presentado credenciales. En la página web de la embajada peruana en El Salvador, Anderson sigue apareciendo como el embajador en San Salvador.

“Hace dos años tuvimos en el Perú una alerta de un MS que había llegado al puerto de Callao, era un peruano reclutado que tenía tatuado MS dentro del paladar, pero después de esto no hemos tenido ninguna advertencia, por lo tanto yo podría decir que no tenemos ningún problema de seguridad entre Perú y El Salvador, lo que no significa que coordinemos y estemos en permanente contacto e intercambio de información y ver de qué manera podemos colaborar uno y otro país”, dijo Anderson.

Cuestionado sobre el temor que genera en Perú la expansión de pandillas, el diplomático peruano evadió responder directamente y afirmó que el problema de la seguridad en todos los países es un tema que se genera porque falta trabajo, problemas de distribución económica y bajo crecimiento. Y agregó: “El tema de la delincuencia, al igual como el de las pandillas, yo considero que para muchas de estas personas es una alternativa de sobrevivencia económica, ellos viven de eso y en el Perú igual, no se llaman pandillas, son delincuentes, ladrones, roban, secuestran o roban los equipos de los turistas”.

Para Pineda, embajador salvadoreño, el problema en Perú no es de delincuencia ligada a las maras, sino de otro tipo relacionado con el narcotráfico, sicariato y robos en las calles. “Yo no creo que una cosa tenga que ver con la otra. Sé que ellos están trabajando en unificar toda la información de ciudadanos para tener la Policía de Inteligencia y Migración para tener acceso a eso y producto de eso es que ellos han estado hablando de esperar avanzar en el tema visado”, remató Pineda.

El libre tránsito migratorio favorecería el turismo entre ambas naciones. Anualmente cerca de 5,000 salvadoreños visitan Perú y 500 personas llegan a diario a Lima procedentes de El Salvador vía Avianca, según cifras que maneja la embajada peruana. No obstante, hay otras aerolíneas que también tienen vuelos desde El Salvador a Lima con escala en Panamá, tal es el caso de Copa.

Encuentro pendiente

Anderson aseguró que desde que el presidente Salvador Sánchez Cerén asumió el cargo, fue invitado a visitar Lima para reunirse con el presidente peruano, Ollanta Humala, y entre otras cosas anunciar durante el encuentro la eliminación del documento que fue impuesto por El Salvador para responder a petición de Estados Unidos para frenar el movimiento migratorio de peruanos.

La reunión de ambos gobernantes no ha ocurrido por problemas de agenda y por la salud del presidente Sánchez Cerén, dijo Anderson. Sin embargo, el mandatario salvadoreño ha visitado Venezuela en dos ocasiones.

Sobre este punto, el embajador salvadoreño en Lima insistió que el documento no se ha firmado por la indecisión política de Perú. “El presidente no puede venir solo a pasear, para que un presidente venga a un país hay que preparar una agenda de alto nivel y uno de los temas era quitar el visado, pero el otro el Tratado de Libre Comercio que ha avanzado en un 90 %”, manifestó Pineda.

Perú se encuentra en campaña porque va a elecciones generales el 10 de abril. El mandato de Umalla termina en julio, por lo que el embajador Pineda ve difícil que pueda haber un encuentro con Sánchez Cerén. Mientras tanto, el embajador peruano dijo que el tema está en agenda y que el encuentro podría ocurrir en cualquier momento.

Lee también

Comentarios

Newsletter