TSE contrata dos entidades para contar votos en 2018 para no tener solo "un palo al que ahorcarse"

Se trata de la Asociación Mundial de Organismos Electorales (A-Web) y de la empresa Smartmatic. A la primera se le dará 1 millón de dólares y a la segunda 3.3 millones.
Enlace copiado
TSE contrata dos entidades para contar votos en 2018 para no tener solo

TSE contrata dos entidades para contar votos en 2018 para no tener solo "un palo al que ahorcarse"

Enlace copiado

La transmisión y procesamiento de los resultados electorales preliminares de las elecciones legislativas y municipales de marzo de 2018 estará a cargo de la empresa Smartmatic y de Corea del Sur con el respaldo de la Asociación Mundial de Organismos Electorales (A-Web). Ambos harán el mismo trabajo, pero con sus propios programas informáticos.

A través de la  Bolsa de productos y servicios de El Salvador (Bolpros), el Tribunal Supremo Electoral (TSE) negoció contratar a la empresa Smartmatic por $3.3 millones. En el caso de Corea del Sur, ha sido mediante un convenio y no de una licitación, que inicialmente se hizo para recibir una donación de $1,800 escáneres para transmitir las actas con los resultados.

El magistrado Miguel Ángel Cardoza explicó que tanto Smartmatic como los coreanos usarán los escáneres, pero cada uno diseñará el software de totalización de resultados.

"En el 2015 solo teníamos un palo donde ahorcarse, literalmente así fue, no tuvimos otra opción. Ahora, responsablemente y de manera sensato le digo, necesitamos tener otro plan”, dijo Cardoza.

La magistrada Guadalupe Medina dijo que ella propuso que a los coreanos se les apoyara con  $1 millón, que estaba destinado para conteo de votos, pero que al final no se logró contratar a la empresa.

Según los magistrados, el software coreano todavía se está ajustando en Corea del Sur, y posiblemente lo traigan al país en enero de 2018 para hacer las pruebas.

Cardoza dijo que la propuesta de Smartmatic es hacer la transmisión con digitación anónima, mientras que el software coreano es un lector óptico, que en lugar de digitar, tomaría las imágenes, y convertiría a datos.


 

Lee también

Comentarios

Newsletter