Talento extranjero enEl País que Viene

“El País que Viene” representa una iniciativa filosófica que busca crear un frente común de pensamiento. Son las historias de jóvenes salvadoreños que quieren hacer escuchar sus voces. Ya son dos ediciones del libro, el segundo cuenta la historia de los que tuvieron que migrar o nacieron en el extranjero.
Enlace copiado
Segunda edición.  El primer libro de “El País que Viene” incluyó a jóvenes radicados en el país, el segundo a los que destacan en el extranjero y han logrado construir su historia fuera del país.

Segunda edición. El primer libro de “El País que Viene” incluyó a jóvenes radicados en el país, el segundo a los que destacan en el extranjero y han logrado construir su historia fuera del país.

Talento extranjero enEl País que Viene

Talento extranjero enEl País que Viene

Talento extranjero enEl País que Viene

Talento extranjero enEl País que Viene

Enlace copiado
El libro “El País que Viene: Jóvenes en el Exterior”, que será presentado mañana, es el segundo ejemplar de un esfuerzo que trata de rescatar y reconocer a parte del talento joven que emigró del país, o que nacieron fuera, y que en algunos de los casos pasa sin ser reconocido.

Sesenta jóvenes radicados en diferentes países cuentan su vida y experiencias, fuera de las fronteras patrias. Son todas historias de esfuerzo, trabajo, estudio y dedicación lo que los ha llevado a abrirse camino en lugares ajenos al suyo.

La conjugación implica a salvadoreños que debieron emigrar por estudio o trabajo y a hijos de cuscatlecos que nacieron en el extranjero pero que mantienen una gran identificación con el país, fomentada por sus padres.

El primer ejemplar de “El País que Viene: Una Generación Comprometida” fue presentado en octubre de 2015, reunió a 40 autores salvadoreños. Diego Echegoyén, editor del ambos libros, ha querido continuar con la misma filosofía de fomentar el talento salvadoreño.

“Reunir a 60 coautores residentes alrededor del mundo ha sido un verdadero reto. Cuando nos planteamos dibujar el mapamundi de los salvadoreños en el exterior a través de “El País que Viene” sabíamos que encontraríamos muchísimas historias inspiradoras”, dice Echegoyén, al ilustrar la dificultad de encontrar tal diversidad.

Para él, irrumpir con éxito en países extranjeros es de verdad de mucha inspiración, pero igualmente el colocar en buen estándar a El Salvador.

Integrar a los coautores de ambas ediciones también significa un reto muy particular para Echegoyén, una idea en la que ya trabaja.

Para el editor de “El País que Viene”, es importante y necesario recuperar el talento nacional del extranjero, e igualmente es necesario escuchar de experiencias tan importantes.

“Escuchar la voz de los jóvenes que residen en el exterior representa contribuir a una deuda pendiente del país para con sus migrantes: escuchar su historia, recapitular sus ideas, propuestas y visiones. Ellos también son patria”, explica.

Echegoyén es consciente de que los cuscatlecos residentes en otros países están, en la mayoría de los casos, adelantados a la realidad salvadoreña, “son una generación que palpa y vive en el centro de las transformaciones tecnológicas, la vanguardia de la educación”, asegura.

Pero mucho más allá asegura que viven todas las cadenas globales de valor, en todos sus aspectos, de allí que sea importantísimo escuchar cada una de esas historias. Él define dos grandes retos a seguir. El primero es que “conozcamos y valoremos el talento, el conocimiento y el capital social que significan para el país, sin incluir el aporte económico que los hermanos en el exterior ya realizan”.

Pero no solo hay que conocer y valorar, hay que ir más allá, y Echegoyén sabe que se debe canalizar ese “networking” pues son muchas ideas, propuestas y experiencias que deben tener la atención de la sociedad salvadoreña, es importante asimilar este cúmulo de conocimientos.

La compleja realidad salvadoreña, marcada por la polarización, solo tiene alternativa de solución con la promoción del diálogo, que es el sentido principal de “El País que Viene”, y en ese sentido potenciar el talento joven es una alternativa que no se debe perder de vista en ningún momento, hay “que apostar por la convivencia y la vista a un horizonte común”, dice Echegoyén.

Pensar en El Salvador del futuro viene de la mano con las historias de “nuestros migrantes, nuestros salvadoreños en el exterior”, explica el editor, pues es importante el conocimiento que ellos adquieren y basados en esa experiencia, posibilitar una nueva sociedad salvadoreña.

“Los centros de pensamiento, los planes gubernamentales y la clase política debe escuchar su voz. Ellos exponen en la publicación aspectos como la financiación de la educación, el voto en el exterior y el fortalecimiento de las instituciones”, explica.

Lo que viene es la integración de las historias de ambos libros y de esta manera crear “un tanque de pensamiento” con mucho balance político, y “poner en la mesa sus ideas para que se escuchen, para inspirar a la juventud salvadoreña, para comprometer a la clase política”.

Tags:

  • jovenes
  • el pa''is que viene
  • exterior
  • talento

Lee también

Comentarios

Newsletter